26.1 C
Corrientes
24.4 C
Formosa
25.1 C
Posadas
25.4 C
Resistencia
28.2 C
Asunción
Jueves 20 de junio de 2024
-Publicidad-

Semana de la Lactancia Materna: ¿Por qué es crucial para madres y bebés amamantar en el trabajo?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y Unicef (OMS) aseguraron que más de 500 millones de mujeres trabajadoras no se benefician de medidas de protección de la maternidad esenciales: tan solo el 20 por ciento de los países exigen a las empresas que ofrezcan a las empleadas pausas remuneradas e instalaciones para la lactancia o la extracción de leche. Menos de la mitad de los menores de 6 meses se alimentan exclusivamente de leche materna.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y Unicef (OMS) aseguraron que más de 500 millones de mujeres trabajadoras no se benefician de medidas de protección de la maternidad esenciales: tan solo el 20 por ciento de los países exigen a las empresas que ofrezcan a las empleadas pausas remuneradas e instalaciones para la lactancia o la extracción de leche. Menos de la mitad de los menores de 6 meses se alimentan exclusivamente de leche materna.

- Publicidad -spot_imgspot_img

La Semana Mundial de la Lactancia Materna se celebra del 1 al 7 de agosto. En coincidencia, la Asociación Española de Pediatría (AEP) reclamó que se facilite la lactancia materna en el trabajo, dados los beneficios que produce tanto sobre la madre como sobre el bebé. Además, esta medida reduciría el ausentismo, favorecería la reincorporación tras la baja y aumentaría el rendimiento de las mujeres lactantes.

Según la OMS y Unicef, más de 500 millones de mujeres trabajadoras no se benefician de medidas de protección de la maternidad esenciales: tan solo el 20 por ciento de los países exigen a las empresas que ofrezcan a las empleadas pausas remuneradas e instalaciones para la lactancia o la extracción de leche y menos de la mitad de los menores de 6 meses se alimentan exclusivamente de leche materna. Es por esto que la campaña conmemorativa de la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2023 gira en torno a la lactancia materna y el trabajo bajo el lema ‘Amamantar y trabajar: ¡hagamos que sea posible!’.

SUSCRIBITE GRATIS AL NEWSLETTER

No te pierdas las últimas noticias en tu e-mail

“El deseo de muchas mujeres de prolongar la lactancia materna más allá del periodo de baja maternal –que en España son 16 semanas, lejos de los seis meses recomendado por la OMS y Unicef de lactancia materna exclusiva–, crea la necesidad de combinarla con el trabajo”, explicó la doctora Susana Ares Segura, coordinadora del área de Lactancia Materna del Comité de Nutrición y Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría (CNYLM-AEP).

Facilitar la lactancia materna en el trabajo disminuye el ausentismo y aumenta el rendimiento de las mujeres lactantes.

Desde el área de Lactancia Materna del CNYLM-AEP proponen recomendaciones para las empresas. Todas ellas pasan por proporcionar periodos de descanso para que las madres puedan amamantar a sus hijos o extraerse leche; disponer de espacios adecuados, íntimos y dignos para hacerlo; facilitar otras opciones para compatibilizar la lactancia y el trabajo como flexibilidad en los horarios, jornada parcial o el teletrabajo; e informar a las madres embarazadas y el resto de empleados de que existe esa política de apoyo a la lactancia en la empresa.

Lactancia materna y trabajo: los beneficios para la madre y el bebé

Entre los beneficios de la lactancia materna para el bebé se encuentran los siguientes: 

  • Favorece su desarrollo sensorial y cognitivo 
  • Los protege de enfermedades infecciosas y crónicas frecuentes en la infancia 
  • Ayuda a una recuperación más rápida gracias al traspaso de anticuerpos de la madre.

Asimismo, iniciar la lactancia materna dentro de la primera hora de vida:

  • Protege al recién nacido contra las infecciones; 
  • Reduce la mortalidad neonatal; 
  • Proporciona los nutrientes necesarios en calidad y cantidad para un crecimiento y desarrollo adecuado. 
La leche materna es crucial para la primera hora de vida del bebé.

Por otro lado, la lactancia establece y fortalece el vínculo afectivo madre-hijo, debido al aumento en los niveles de oxitocina que se producen cada vez que la madre da el pecho.

Trending  Copa América 2024: estos son los partidos que se podrán ver durante los feriados y el fin de semana

También reduce los síntomas de depresión postparto y mejora la presión arterial. Mientras se da el pecho, la oxitocina ayuda a que la madre tenga mejor presión arterial basal, sistólica y diastólica, e incluso aumenta su umbral del dolor, además de favorecer una sensación de bienestar.

Del mismo modo, favorece la contracción del útero y previene hemorragias. Dar el pecho desde el inicio ayuda a que el útero se contraiga más rápidamente. Esto facilita la expulsión de la placenta y evita que la madre pierda demasiada sangre tras el parto.

Por eso, es muy importante el contacto precoz piel con piel con el bebé nada más nacer para favorecer la lactancia materna durante la primera hora tras el parto, un momento decisivo para madre y bebé.

La lactancia fortalece el vínculo afectivo madre-hijo.

En los días posteriores al parto, la oxitocina producida con la lactancia disminuye las posibilidades de sufrir anemia ferropénica debido a las pérdidas de sangre. También, la lactancia reduce el riesgo de enfermedades cardíacas y diabetes de tipo 2 a lo largo de la vida.

Además de los importantes beneficios que tiene para la salud y el bienestar de la madre y el bebé, la lactancia materna implica un ahorro enorme para las familias y un importante beneficio ambiental para el planeta.

Por estos motivos, tanto la OMS como Unicef recomiendan el inicio temprano de la lactancia -durante la primera hora siguiente al nacimiento-, mantener la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida y continuarla hasta los 2 años de edad o más, con la incorporación de alimentos complementarios a partir de los 6 meses.

La leche materna puede conservarse en casa.

Lactancia materna: características de la leche

  • El calostro (primera leche de la mamá, de color amarillento) es el mejor alimento que puede recibir un recién nacido, ya que lo defiende de las infecciones más comunes.
  • La leche materna siempre está adaptada a las necesidades y posibilidades de tu hijo, por eso la digiere mejor que a cualquier otra leche.
  • La leche materna es más segura e higiénica, nunca es de mala calidad. Está siempre disponible a la temperatura justa.
  • A través de tu leche le transmitís a tu bebé factores de protección (“anticuerpos”) que lo protegen contra las enfermedades más comunes, hasta que sea capaz de formar sus propias defensas.
  • Los bebés amamantados no solo sufren menos enfermedades infecciosas (respiratorias, diarreas, etc.), sino que también tienen menos probabilidades de padecer, cuando sean grandes, enfermedades crónicas como obesidad, diabetes y cáncer.

Para dar la teta es importante que estés tranquila y el bebé bien sostenido y seguro. El resto de tu familia puede ayudarte, ocupándose de otras tareas, mientras das de mamar.

Para amamantar, es importante que la madre y el bebé estén cómodos.

Consejos para amamantar

Para amamantar, es importante que vos y tu bebé estén cómodos. Cualquiera sea la posición siempre es conveniente:

  • Antes de dar la teta, es importante que te laves bien las manos con agua y jabón.
  • Ponete cómoda y con la espalda apoyada.
  • Llevá a tu bebé hacia tu pecho, y no tu pecho al bebé.
  • Que tu hijo esté bien prendido al pecho: con la boca abierta abarcando toda la areola y no solamente el pezón. Si está succionando no lo saques a la fuerza porque puede lastimarte. Para retirarlo, introducí suavemente un dedo limpio en la boca del bebé, entre la mandíbula superior y la inferior.
  • Alineá la cabeza y el cuerpo de tu bebé con tu abdomen (“panza con panza”).
  • Que la cara de tu hijo esté frente a tu pecho, y su nariz contra tu pezón.
  • Sostener todo el cuerpo del bebé en tu regazo. 
  • Miralo a los ojos, ya que a través de la mirada se refuerza el vínculo.
  • Alimentá a tu bebé cada vez que lo pida, día y noche, lo que se llama “lactancia a demanda”.
  • Que toda la familia se involucre: pueden ayudar levantando al bebé y llevándotelo a la cama durante la noche, o acunándolo una vez que terminó de tomar la teta, haciendo las tareas del hogar, etc. También pueden darle al bebé la leche materna extraída que dejaste en tu hogar.
Trending  Tras los dichos de Adorni: ¿qué dijo, realmente, Néstor Kirchner sobre el superávit financiero?

Cómo conservar la leche materna en casa

Es importante que uses siempre un recipiente apto para alimentos, con tapa. Recordá que cada vez que guardes leche, debes rotular el envase colocando la fecha de la extracción. Luego cuando vayas a usarla, usá primero la leche que tiene más días de extraída.

Para conservar la leche:

  • Podés guardarla en heladera hasta 4 días.
  • Si la leche no será utilizada durante los días inmediatos a la extracción, lo ideal es guardarla en el freezer donde podrá ser óptimamente conservada hasta 6 meses.
  • Tené en cuenta que, como todo alimento, debe ser conservada en frío inmediatamente luego de ser extraída. Sin embargo, en ciertas situaciones donde no se tenga acceso inmediato a refrigeración la misma podría ser mantenida a temperatura ambiente (16-29ºC) hasta 4 horas.
  • Una forma de descongelar la leche es, si está congelada, bajandolá del freezer a la heladera. También podés descongelarla a baño maría (nunca sobre el fuego directamente) o bajo el chorro de agua caliente. No hiervas ni uses microondas para entibiar la leche.

Fuente: El Diario Ar / Europa Press / Ministerio de Salud Argentina.

ADEMÁS EN NEA HOY:

Edinson Cavani fue presentado en Boca: “voy a prepararme para darlo todo, para estar a full y recorrer mucho tiempo con esta camiseta”

Alberto Fernández: “les pido que no olviden lo que Coqui Capitanich ha hecho todos estos años por el Chaco”

últimas noticias

-Publicidad-

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -spot_imgspot_img