19 C
Corrientes
20.5 C
Formosa
23.7 C
Posadas
19.1 C
Resistencia
21.7 C
Asunción
Lunes 15 de abril de 2024
-Publicidad-

“La persona que consume es un sujeto de derechos”, Un centro de salud comunitaria se posiciona en contra de modificar la Ley de Salud Mental.

Vientos de Libertad “La Barriada” es un centro de salud comunitaria que asiste desde una perspectiva integral a pibes del barrio Miguel Lanús con consumo problemático.

Vientos de Libertad “La Barriada” es un centro de salud comunitaria que asiste desde una perspectiva integral a pibes del barrio Miguel Lanús con consumo problemático.

- Publicidad -spot_imgspot_img

En el barrio de Miguel Lanús, en la frontera entre Posadas y Garupá, funciona “La Barriada”, un centro de salud comunitario gestionado por pibes recuperados de consumos problemáticos, para contener, dar asistencia ambulatoria y garantizar el acceso a la salud mental a otros vecinos de los barrios populares que han caído en la droga.

Lourdes Benitez, una de las referentes del centro La Barriada, contó en diálogo con NEA HOY que el centro se empezó a gestionar en la pandemia, porque con sus compañeros entendían que “con el formato de salud tradicional que había en Posadas no era suficiente para tratar los consumos problemáticos que veíamos todos los días en el barrio”.

SUSCRIBITE GRATIS AL NEWSLETTER

No te pierdas las últimas noticias en tu e-mail

La Barriada es parte de “Vientos de Libertad”, una rama del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) dedicada a brindar acompañamiento integral a los pibes de barrios populares que están atravesando problemáticas de consumo que deciden hacer un proceso de transformación. El movimiento cuenta con más de 40 centros comunitarios en todo el país como el que Lourdes y sus compañeros gestionan sobre la avenida Malvinas Argentinas 2045 del barrio de Posadas. 

En un contexto en el que la Ley Ómnibus presentada por el gobierno de Javier Milei intenta modificar artículos importantes de la Ley de Salud Mental, NEA HOY dialogó con Lourdes sobre el trabajo que están realizando en Miguel Lanús y la posición que tiene como organización sobre las modificaciones que propone el proyecto de ley del oficialismo.

 

¿Qué trabajo realizan en el espacio de Vientos de Libertad?

En Vientos de Libertad realizamos un acompañamiento y un abordaje centrado en el sujeto, en el compañero que está transitando una situación de consumo. Lo abordamos desde un modelo político terapéutico donde entendemos que nuestros pibes no caen en la droga porque quieren, sino porque están atravesados por múltiples vulnerabilidades. Son parte de un contexto histórico, social, económico, casi sin acceso ni a la educación, ni a la salud ni a una vivienda digna.

Entendiendo este contexto trabajamos y empezamos a armar redes para que los pibes puedan problematizar acerca de esta situación de consumo. Somos una de las pocas centros de salud mental comunitario que trabajamos con compañeros patología dual, que por ahí empezaron un tratamiento en el Carrillo y que lo siguen haciendo pero realizan un tratamiento ambulatorio con nosotros en Vientos de Libertad.

La propuesta inicial era transitar este camino a través del arte, porque entendemos que el arte nos salva, que genera procesos introspectivos y de reflexión que ayudan un montón como terapia, entonces apuntamos un poco a tener talleres de teatro comunitario, de freestyle, de lectoescritura, de guitarra, avanzamos también en talleres de oficios, como serigrafía o electricidad, y contamos también con un equipo de promotoras que trabaja semanalmente trayendo charlas de distintas temáticas.

 

¿Y cuál es la profundidad de la problemática del consumo en los barrios en general y en particular en el barrio en el que están trabajando y por qué se necesita trabajarlo desde una perspectiva integral? 

Y nuestros pibes vienen rotos. Venimos de contextos de muchísima vulnerabilidad, muchos de ellos viven en barrios populares que no tienen acceso a la luz, que no tienen acceso al agua, a una vivienda digna, a cloacas y un montón de cosas que sabemos que pasan en los barrios populares.

Y la respuesta a nuestra juventud termina siendo muchas veces ser el soldado del transa, para de esa forma juntar plata y ayudar en tu casa porque sabes que hay que bancar la olla y mamá está sola y tenés un montón de hermanos. Hay una problemática de familia monoparental que se repite también.

Tenemos muchos compañeros que están en situación de calle, que han dejado a sus familia a los 13, a los 12 años y se han alojado en las calles porque la calle los abrazó, digamos

Pero también se trabaja mucho el concepto de que la calle no es un lugar donde vivir y este es el enfoque más político que se le quiere dar desde Vientos, porque sabemos que son pibes a los que se les ha negado derechos. Entonces lo que queremos hacer ya desde la primera gestión es que entiendan que somos sujetos de derechos y como sujeto de derecho tenemos el mismo derecho a vivir sanamente, a vivir libres de adicciones, libres de consumos, y esa es la propuesta de Vientos de Libertad.

 

¿Cuáles son las principales dificultades que encuentran para trabajar desde una perspectiva integral? 

Dificultades varias, pero me parece que tienen que ver con con con que no hay protocolos existentes. La familia no sabe qué hacer cuando el pibe está en crisis y le llama la Policía. La policía lo lleva al hospital y hay una serie de mecanismos todavía no resueltos. Me parece que esto se tiene que resolver generando mesas donde podamos estar las organizaciones sociales que trabajamos la problemática para unir varios frentes y diseñar estrategias integrales para contener esta situación.

Hoy solamente se está laburando mucho desde la prevención, que me parece muy necesario, pero no hay que dejar de problematizar y trabajar con la población que están consumiendo.

 

Y la postura de trabajarlo de forma integral, ¿tiene que ver con una necesidad o diagnóstico de que las problemáticas de consumo en el barrio no se podían trabajar desde una perspectiva tradicional o medico-hegemónica?

El consumo es parte de una problemática, pero es el problema número 10 de nuestro pibe. Cuando empezamos a trabajar y empezamos a conocer sus historias, y en algunos casos incluso poder volver a hacer los vínculos con las familias, nos damos cuenta de estas realidades. Entonces desde ahí es donde comienza el trabajo, y se invita a eso, a que desde el proceso ambulatorio se pueda ir disminuyendo el consumo

Porque sabemos que no se va a dar de un día para el otro y sabemos que nuestros pibes, que están en situación de calle, pasan gran parte del día en el Barrial pero quizás a la noche consumen. Entonces hay que reforzar todo el tiempo y trabajar en la reducción de daños, pero también entender que la falopa nos anestesia y que así nos quiere un Estado.

No podemos negar como la narco estructura se fue implementando y sosteniendo año tras año, gobierno tras gobierno y que todavía sigue siendo una temática que incomoda un montón. Y nosotros somos los que abrazamos a los hijos, a los padres y a todas esas generaciones que están y han sido atravesadas por el consumo.

No es menor que las cocinas se instalen en nuestros barrios populares, que nuestros pibes la primera respuesta a su problemática sea el consumo ni tampoco que en los barrios sea más fácil conseguir piedra que un litro de leche. Me parece que ahí radica también la cuestión

Lo entendemos desde ese lugar, y le damos la batalla cultural que hay que darle, pero para eso necesitamos a nuestros pibes recuperados, que puedan hacer un proceso y problematizar acerca de su historia de consumo personal, pero también que problematicen que esto no le pasa solo a ellos y que está atravesado cada vez más juventudes.

Queremos juventudes despiertas, reflexivas, que problematicen, que participen activamente del modelo de sociedad y que den las discusiones que hay que dar. esas son las juventudes que apuesta a transformar Vientos.

 

¿Y qué posición tienen con respecto a las modificaciones que el proyecto de Ley Ómnibus plantea sobre la Ley de Salud Mental?

Estamos completamente en contra de la modificación de la Ley Ómnibus. Necesitamos que se hable acerca de la importancia de una salud mental, de lo que significa la salud mental y lo que significa la Salud Mental Comunitaria, que es el laburo que hacemos nosotros en los territorios para nuestras poblaciones.

Me parece además que nos debemos el debate de por qué nuestros pibes están rotísimos por el consumo, pero no creo que podamos hacerlo bajo la mirada punitivista y de encierro que busca esta modificación que propone la Ley Ómnibus.

La ley de salud mental fue una conquista de muchos años de lucha, y gracias a esa conquista se pudieron abrir todos estos programas que hoy existen como las CAC, las casas comunitarias, que son programas del Sedronar pero que se aplica gracias a la lucha que dan gran parte de las organizaciones sociales y sectores como la iglesia, que pudimos unificar fuerzas y presentar nuestros modelos terapéuticos.

Esto lo hacemos muchísimas veces sin el recurso del Estado y armando estrategias para sostener a nuestros pibes en consumo, yendo a buscarlos a la casa del transa, o en las esquinas cuando se quedan re dormido y lo muelen a palo. Ahí estamos nosotros para darle comida, darle una ducha para que se puedan bañar, cambiar. 

Ese es nuestro trabajo, y a eso tenemos que apuntar, y creemos en esta mirada la podemos sostener justamente porque existe esta Ley de Salud Mental.

Quizás haya un montón de cosas por profundizar, lo sabemos, pero creo que hay que profundizarlas estableciendo criterios, armando mesas, pensando en políticas públicas, ese es el camino para solucionar, no desfinanciando o privatizando la salud mental nuevamente para que solo unos pocos puedan acceder a pagar determinados tratamientos.o determinados procesos

Necesitamos garantizar más espacios que sean de acceso y necesitamos que se siga sosteniendo esta visión de que la persona que consume es un sujeto de derechos.

 

ADEMÁS EN NEA HOY:

El Gobierno postergó el aumento del impuesto a los combustibles, pero igual subieron los precios de las naftas

Ley Ómnibus: tras un cuarto intermedio, continúa el tratamiento este mediodía

Uno por uno, los artículos que se eliminaron de la Ley Ómnibus

últimas noticias

-Publicidad-

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -spot_imgspot_img