22 C
Corrientes
22.8 C
Formosa
17.6 C
Posadas
22.3 C
Resistencia
22.8 C
Asunción
Sábado 20 de julio de 2024
-Publicidad-

A 20 años del “¡Que se vayan todos!” en medio del hastío social y la crisis económica

El 20 de diciembre de 2001 el Presidente de la Alianza Fernando De la Rúa renuncia a su cargo en medio de colosales disturbios en todo el país.

El 20 de diciembre de 2001 el Presidente de la Alianza Fernando De la Rúa renuncia a su cargo en medio de colosales disturbios en todo el país.

- Publicidad -spot_imgspot_img

Se cumplen 20 años de la crisis del 2001 en Argentina, una fecha que quedará por siempre en la memoria de la sociedad. Tanto el 19 como el 20 de diciembre marcaron al país a fuego por el estallido social, derivado de la crisis económica y política del Gobierno del Presidente de la Alianza Fernando De La Rúa

Durante esos dos días del año 2001 se registró una protesta popular con saqueos en supermercados, seguidos por cacerolazos bajo el lema “Que se vayan todos”, que se fueron extendiendo en distintas provincias, así como manifestaciones frente a la Casa Rosada, en rechazo a la política económica y social desplegada por el gobierno de la Alianza en cabeza del expresidente De la Rúa.

SUSCRIBITE GRATIS AL NEWSLETTER

No te pierdas las últimas noticias en tu e-mail

En la jornada del 19 de diciembre, Fernando De la Rúa declaró el estado de sitio en un discurso en el que ratificó su política económica y social, lo que derivó horas más tarde del 20 de diciembre, en su renuncia a la Presidencia y su partida en helicóptero desde la Casa Rosada.

Mientras esto sucedía, las protestas en las calles y en la Plaza de Mayo fueron reprimidas, produciéndose los hechos de mayor violencia en la intersección de la Avenida de Mayo y 9 de julio. Pero, el hastío social era tan grande, que se extendió por todo el país, algunos decidieron decir basta y reclamar en las calles, otros atónitos miraban las escenas desde el televisor de sus casas con una misma pregunta que marcaría para siempre al país entre desconcierto y estupor.

La represión se desató también en el interior del país y dejó un total de 39 muertos y decenas de heridos. Sin embargo, la crisis tiene su correlato y se venía gestando previamente a esos días.

 

La crisis y el estallido social en el NEA

Muchos recordarán el uso de esos bonos emitidos por la nación o los gobiernos provinciales, incorporados a la circulación monetaria junto al peso durante la crisis económica entre 2001 y 2002. En Formosa los llamados “Bocanfor” o los “Cemis” en Misiones, en Chaco los Quebracho, servían para la compra de alimentos que en muy pocos supermercados aceptaban y también servían como parte para completar los sueldos de los empleados.  

En Formosa, si bien no hubo protestas sociales fuertes como en la capital de Buenos Aires, la crisis se sintió fuertemente, hubo intentos de saqueo a supermercados y despidos de trabajadores como la Ex Agosf. 

Mientras a otros la crisis del 2001, les recordará el Club del Trueque, en el que los ciudadanos tomaron este método económico para salir adelante.

Los trueques surgieron en plena crisis del 2001 cuando muchos argentinos y argentinas a lo largo y ancho del país se quedaron sin trabajo, perdieron sus ahorros en los bancos por el corralito y donde el hambre y la desesperación primaban.

En todas las provincias del NEA, hubo manifestaciones convocadas por las organizaciones y movimientos de la Multisectorial que agrupaba a varios gremios de trabajadores como la CTA, CGT, ATE, entre otros.

En Corrientes Ramón Arapí falleció en la madrugada del 20 de diciembre de 2001 en un operativo policial realizado en el barrio Nuevo de la capital correntina en medio de la represión que se desató en todo el país por la convulsión social que significó la caída del gobierno de Fernando de la Rúa. 

De acuerdo con la investigación, el jueves 20 de diciembre de 2001, alrededor de las 3, una patrulla de la Comisaría 13º ingresó al barrio Nuevo en una camioneta Ford F-100 bordó sin identificación, con varios efectivos realizando disparos de armas de fuego.

En una esquina, cerca de su domicilio, se hallaba Ramón Alberto Arapí junto con unos hermanos y amigos tomando tereré. Al escuchar las detonaciones se levantaron y comenzaron a correr. Ramón buscó refugio en una casa vecina.

Los policías se detuvieron y uno de ellos ingresó al patio. Se sintió un estampido y luego, entre dos efectivos sacaron a Ramón Alberto Arapí, tomándolo de los brazos, boca abajo, arrastrándolo hasta la calle donde uno de ellos lo pateó varias veces.

Luego, la comisión policial se retiró. Un hermano y vecinos salieron a auxiliar al muchacho y se comprobó que estaba herido de un balazo. En un vehículo particular lo llevaron al Hospital Escuela, donde falleció y su caso se sumó a los muertos de la trágica jornada del 2001. 

La Argentina del 2001 quedó marcada por la sucesión frenética de jefes de Estado: De la Rúa, el misionero Ramón Puerta, el sanluiseño Adolfo Rodríguez Saá, el bonaerense Eduardo Camaño y, finalmente, el exgobernador bonaerense Eduardo Duhalde se sucedieron en apenas 11 días.

En ese momento, el Gobierno no contaba con la figura del Vicepresidente ya que 14 meses antes -el 6 de octubre de 2000-, Carlos “Chacho” Álvarez, el peronista líder del Frepaso y la otra figura clave de la Alianza, había renunciado a ese cargo enfrentado con De la Rúa.

Cavallo había sido el creador de la Convertibilidad con Menem y fue convocado por el Gobierno para resolver la situación económica del país agobiada por las obligaciones de pago de la deuda externa con el FMI y los reclamos sociales por la falta de trabajo, despidos y pobreza

Ante la renuncia de De la Rúa ese jueves 20 de diciembre, le correspondía asumir al presidente provisional del Senado, el justicialista Ramón Puerta. El misionero firmó el viernes 21 como presidente interino y ocupó el sillón de Rivadavia por 24 horas porque el PJ, que dominaba ambas cámaras legislativas y contaba con una fuerte liga de gobernadores, convocó a una Asamblea Legislativa que eligió al mandatario de San Luis, Adolfo Rodríguez Saá, al frente del Ejecutivo.

Rodríguez Saá asumió el domingo 23 en el Congreso, donde dio un recordado discurso que fue celebrado por los representantes y en el que anunció la suspensión de los pagos de la deuda externa para que su legitimidad fuera revisada por el Parlamento.

En un marco en el que se mantenían las protestas, como las del viernes 28 de diciembre en el Congreso y los cacerolazos continuos, crecía la tensión con los gobernadores encabezados por el cordobés José Manuel de la Sota, por lo que Rodríguez Saá convocó el domingo 30 a una cumbre del justicialismo.

Habían asistido el bonaerense Carlos Ruckauf; el riojano Ángel Maza; el formoseño Gildo Insfrán; el salteño Juan Carlos Romero; el misionero Carlos Rovira; la sanluiseña María Alicia Lemme; y el vicegobernador de Santa Cruz, Sergio Acevedo, enviado por el gobernador Néstor Kirchner.

Duhalde resultó electo el martes 1 de enero de 2002 por el Congreso y asumió al día siguiente para gobernar un año y cinco meses.

El mandato de Duhalde finalizó el 25 de mayo de 2003, cuando le traspasó el poder al presidente electo Néstor Kirchner.

Son 20 años de una bisagra en la historia de un país y una sociedad cansada que salió a las calles para reclamar pero también con la firme convicción de reconstruir lo que la política no supo resolver.

ADEMÁS EN NEA HOY:

Río Gallegos: una historia desgarradora de tortura y maltrato infantil tiene como protagonistas a formoseños – NEA HOY

El oficialismo acusa a la oposición de dejar al país sin presupuesto para 2022 – NEA HOY

Se recuperó 75% de los empleos afectados en la pandemia: Formosa entre las provincias que lideran la tendencia – NEA HOY

últimas noticias

-Publicidad-

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -spot_imgspot_img