16 C
Corrientes
15 C
Formosa
12 C
Posadas
15.3 C
Resistencia
13.4 C
Asunción
Viernes 17 de mayo de 2024
-Publicidad-

Las claves de la puesta en marcha del Gasoducto Néstor Kirchner para sustituir la importación de gas y el rol que jugará el del NEA

Los ambiciosos proyectos y las inversiones que pretende el Gobierno de Alberto Fernández avanzan para el 2023. La prioridad es el primer tramo del gasoducto de Vaca Muerta para ampliar la producción.

Los ambiciosos proyectos y las inversiones que pretende el Gobierno de Alberto Fernández avanzan para el 2023. La prioridad es el primer tramo del gasoducto de Vaca Muerta para ampliar la producción.

- Publicidad -spot_imgspot_img

El Presidente Alberto Fernández anunció en noviembre pasado, en Casa Rosada, el inicio del proceso para la construcción de la primera etapa del gasoducto Néstor Kirchner y del Sistema de Gasoductos Transport.Ar Producción Nacional, cuyo desarrollo permitirá garantizar la ampliación de la capacidad de transporte del sistema nacional de gasoductos, además de potenciar la capacidad exportadora de gas a países vecinos y generar un mayor ahorro fiscal y de divisas anuales.   

La voluntad política del Gobierno Nacional es avanzar con la obra mediante la convocatoria a licitación pública, con el aumento de la partida presupuestaria correspondiente al primer tramo del proyecto en 40.000.000.000 pesos.

SUSCRIBITE GRATIS AL NEWSLETTER

No te pierdas las últimas noticias en tu e-mail

Las obras de construcción y ampliación de gasoductos, que decidió poner en marcha el Gobierno nacional, demandarán una inversión de US $3.471 millones hasta 2023 con el objetivo de incrementar la producción de Vaca Muerta.

Las Obras del Gasoducto Néstor Kirchner y Transport.Ar, son un conjunto de proyectos que durante los próximos tres años contempla la reversión del Gasoducto Norte en sus etapas I y II

La finalización del Gasoducto del NEA permitirá incluir a Formosa, Corrientes y Misiones en la provisión de gas natural.

En este proceso de reversión es que está contemplado el Gasoducto del Noreste Argentino (GNEA), el cual se encuentra actualmente en servicio en forma parcial. Al finalizar los 100 km de tramo troncal faltante, con la ampliación de compresión del GNEA se cubrirán las demandas de Santa Fe, Chaco, Formosa y Salta, utilizando la conexión al gasoducto San Jerónimo-Santa Fe e impulsando gas hacia el Norte.

La llegada de gas neuquino a Campo Durán (Salta) posibilitará disminuir las importaciones desde Bolivia y adecuar las modificaciones técnicas destinadas a invertir el sentido de flujo del gasoducto Norte.

Se busca transportar 10 MMm3/d firme todo el año. 

Es decir, el plan de gasoductos contempla la finalización de un tramo de 100 kilómetros y la ampliación de compresión de Gasoducto del Noreste Argentino (GNEA), de manera de poder utilizar el tendido de forma inversa al inicialmente previsto -con sentido norte-sur- para poder transportar gas producido en Vaca Muerta a las provincias del norte.

Trending  ¿Quién es Eduardo Mallea, el nuevo titular de Aduana?

El Gasoducto del Nordeste tenía la idea inicial de promover el abastecimiento de gas natural desde Bolivia a las provincias de Chaco, Formosa, Corrientes, Misiones, Entre Ríos y norte de Santa Fe, y contemplaba la concreción de 1.500 kilómetros de ductos troncales y otros 1.500 kilómetros de ramales.

La alternativa, hoy contemplada en el proyecto del actual Gobierno, es inyectar el gas proveniente de la Cuenca Neuquina y llevarlo hasta Campo Durán en Salta, para luego continuar el transporte por el Gasoducto Norte.

La iniciativa prevé una inversión de US$ 150 millones, y permitirá completar el proyecto iniciado en 2007 que quedó paralizado durante el Gobierno del ex presidente Mauricio Macri.

La paralización de la obra durante la gestión de Cambiemos -cuando sólo faltaban 100 kilómetros de tendido de caños- y los problemas de suministro desde Bolivia obligaron a readecuar los objetivos, lo que explica las obras recientemente anunciadas por el Gobierno nacional.

De esta manera, se acerca el proyecto que beneficiará al norte del país reflejando el compromiso con el crecimiento económico con inclusión y perspectiva federal.

La reactivación del Gasoducto del Nordeste fue anunciada desde Formosa por el Gobernador de la provincia, Gildo Insfrán, quién informó que tras la reunión mantenida con Agustín Gerez, Presidente de la Empresa de Integración Energética Argentina (IEASA) las obras de la traza troncal del Gasoducto del NEA se volvieron a reactivar. 

El Gasoducto del Nordeste es una obra estratégica para toda la región, ya que cambiará la matriz energética de las provincias electrodependientes, posibilitando el aprovechamiento del gas natural para domicilios y el desarrollo industrial por primera vez en la historia

La finalización del Gasoducto del NEA permitirá incluir a las provincias de Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones en la provisión de gas natural, y suministrar esta importante fuente de energía, que en principio sería traída desde Bolivia.

El Gasoducto del NEA es la obra estratégica que permitirá el desarrollo e inclusión de las provincias por tal motivo genera muchas expectativas ya que cambiaría la matriz energética para la producción y el desarrollo de la industria del GNC en la región.

Trending  Cambios en la emisión de RTO: todo lo que necesitas saber para circular en Formosa

Las provincias del Chaco, Corrientes, Misiones y Formosa, aguardaban el reinicio de esta mega-obra que llevará gas por redes y les permita pasar de ser electrodependientes a la posibilidad del aprovechamiento del gas natural. 

El Gasoducto del Nordeste, dividido en etapas, permitiría traer gas de Bolivia para alimentar a su paso a cientos de localidades de seis provincias distintas. En su Etapa I, el GNEA se ocuparía de llegar a Salta, Formosa y centro de Santa Fe; la Etapa II agrega al Chaco y sur de Santa Fe; y la Etapa III abarcaría las provincias de Corrientes y Misiones. 

Pero, el ajuste que hizo la anterior gestión en el país, también repercutió en el avance del gasoducto perjudicando nuevamente a las postergadas provincias de Corrientes, Misiones, Chaco y Formosa. 

De no haber sido por la paralización del Gasoducto hubiera abastecido con gas natural de red a miles de usuarios que estarían conectados a la red.

En el 2018, Cambiemos abandonó la construcción del Gasoducto en Formosa y decidió dejar cientos de kilómetros de cañerías instaladas con el argumento de que durante más de una década el Estado desembolsó casi 2.300 millones de dólares. No se presentó una voluntad política de seguir la obra, sino por el contrario de paralizarla, despedir trabajadores y que los formoseños se queden sin gas en red.

La planificación del Gasoducto del Noreste Argentino es un proyecto estratégico que permitirá extender la red de gas natural a siete provincias argentinas y beneficiará a 3,4 millones de usuarios.

Pero no solo llevará gas por redes sino que también acompañará el arribo de la energía puesta al servicio de la inclusión y el acceso igualitario, sumado a la posibilidad de generar industrias y desarrollo económico en el noreste del país.

ADEMÁS EN NEA HOY: 

Presupuesto Nacional 2021: obras y beneficios sociales para Chaco

Misiones es la primera provincia Argentina que aprobó el presupuesto 2021

Histórico: por primera vez, Chaco tendrá un Presupuesto 2021 con perspectiva de género

últimas noticias

-Publicidad-

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -spot_imgspot_img