9 C
Corrientes
9.4 C
Formosa
9.7 C
Posadas
9.1 C
Resistencia
11 C
Asunción
Domingo 19 de mayo de 2024
-Publicidad-

Los juegos del hambre: El ajuste en las universidades deja a estudiantes de la UNAM afuera del comedor

Después de mucha incertidumbre, el comedor universitario Néstor Kirchner empezó a brindar su servicio de almuerzo para estudiantes de la facultad de humanidades. Estudiantes siguen reclamando por el servicio de cena y la inclusión de otras unidades académicas

Después de mucha incertidumbre, el comedor universitario Néstor Kirchner empezó a brindar su servicio de almuerzo para estudiantes de la facultad de humanidades. Estudiantes siguen reclamando por el servicio de cena y la inclusión de otras unidades académicas

- Publicidad -spot_imgspot_img

El comedor Nestor Kirchner, ubicado en el barrio Palomar de la capital misionera, debería haber abierto en febrero, como todos los años. Así, los estudiantes del interior que debieran viajar a Posadas para rendir los exámenes finales tendrían asegurado un plato de almuerzo y cena mientras preparaban las mesas.

Sin embargo, debido al recorte presupuestario que están viviendo las universidades de todo el país, las autoridades fueron retrasando la apertura del comedor hasta el 3 de abril, cuando volvió a abrirse solo durante el almuerzo.

SUSCRIBITE GRATIS AL NEWSLETTER

No te pierdas las últimas noticias en tu e-mail

Un detalle importante es que el comedor estaba destinado a alumnos tanto de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales (FHyCS), Facultad de Ciencias Exactas, Químicas y Naturales (FCEQyN) y la Escuela de Enfermería. Sin embargo, desde su apertura solo se encuentra dando comida a los alumnos de la FHyCS.

La gestión del comedor

La Universidad Nacional de Misiones (UNaM) cuenta con 30 mil estudiantes en toda la provincia. El 10% de estos son beneficiarios de los distintos comedores que hay en la provincia (incluido otro comedor en el campus de Villa Lanús y otro en Eldorado).

El comedor universitario funciona con partidas presupuestarias que cada una de las unidades académicas destina para ese fin, asegurando de esta manera que el alimento no se sume a los gastos económicos de los estudiantes a la hora de seguir una carrera universitaria.

Facultad de Ciencias Económicas (FCE) destina presupuesto a su propio comedor ubicado en el campus universitario en Villa Lanús, mientras que las facultad de Exactas, Humanidades y la Escuela de Enfermería destinaban parte de su presupuesto a mantener el servicio del comedor Nestor Kirchner, ubicado en la calle Felix Bogado de la ciudad de Posadas.

Hasta el año pasado, en el comedor Nestor Kirchner comían 1000 estudiantes, de los cuales 500, el 50%, eran de la FHyCS, mientras que el resto eran de la FCEQyN y de la Escuela de Enfermería. 

Trending  Día de la Escarapela: curiosidades que pocos conocen sobre el símbolo patrio

Según contó el Secretaria de Asuntos Estudiantiles Alexis Jenssen a medios locales, este año después de muchos reclamos de los estudiantes y gestión de las autoridades, la FHyCS empezó a destinar fondos a la apertura del comedor, razón por la cual se encuentra abierto para estudiantes de ésta unidad académica desde el 3 de abril.

En cambio, los estudiantes de la FCEQyN y de la Escuela de Enfermería todavía están a la espera de que éstas unidades académicas hagan lo mismo, y si bien Jenssen se mostró optimista sobre la FCEQyN diciendo que probablemente en pocos días abriría el servicio para éstos estudiantes, comentó que la Escuela de Enfermería estaría buscando otra alternativa de becas o alimentos en vez de destinar partidas al comedor.

El comedor universitario 

En protesta por la demora de la institución por resolver la demanda del servicio de comedor, los estudiantes de enfermería realizaron distintas actividades en el edificio de la Escuela de Enfermería, ubicada dentro del predio del Parque de la Salud de la ciudad de Posadas.

Sol Barrios, estudiante de enfermería, comentó en medios locales que los directivos de la unidad académica ofrecieron tres opciones para resolver la demanda. La primera es ofrecer becas a 25 estudiantes para que puedan acceder al servicio. Cabe aclarar que las carreras de enfermería cuentan con 3000 estudiantes de los cuales 350 están inscriptos al formulario de pedido de comedor, por lo que esta propuesta dejaría a más de 300 estudiantes sin acceder al almuerzo.

La otra opción es habilitar el comedor a todos los inscriptos de enfermería, pero debiendo pagar $1800 la bandeja. Esto sumaría a los estudiantes de enfermería un costo de por lo menos $36.000 mensuales a los gastos que ya tienen de alquiler, transporte urbano, fotocopias, etc.

La tercera opción es la de brindar a los estudiantes un presupuesto mensual de $20.000, de los cuales $10.000 serían entregados a través de una bolsa de mercadería y el resto sería dado en efectivo a ser destinados en alimentación.

Ajustados por ambos lados

La suba de durante estos últimos meses lleva a más estudiantes a depender de los servicios que habitualmente brinda la universidad para que aquellos con menos poder adquisitivo puedan continuar sus estudios. 

Trending  El Gobierno convocó a un Comité de Crisis por el acuartelamiento de la Policía de Misiones

La disparada de los alquileres generó un aumento de pedidos de beca de albergue. Según ha declarado el propio secretario de asuntos estudiantiles, este año fueron más de 400 los inscriptos para un servicio que se puede brindar a 130 estudiantes.

Y lo mismo pasará con el comedor. Cuanto más suba la inflación y los precios de los alimentos en particular, serán más los estudiantes que necesitarán acudir al comedor en busca de comida. De lo contrario, muchos deberán afrontar la decisión de dejar sus estudios y volver con sus familias en el interior.

A la situación apremiante de los estudiantes, se suma el ajuste que se realiza desde el gobierno nacional a las universidades. Como el gobierno nacional no diseñó un presupuesto para el 2024, las partidas presupuestarias son las mismas que las asignadas y aprobadas por el congreso durante el 2023.

Esto implica que hoy, a pesar de haber tenido una inflación superior al 100% en el 2023 y por alcanzar ya un 100% en abril del 2024, las Universidades son forzadas a funcionar con el mismo presupuesto que se les asignó en diciembre del 2022.

Es por ello que universidades como la UNAM se declararon en emergencia presupuestaria, lo que da más facultades a rectoría de recortar gastos que normalmente hacen al funcionamiento habitual de las universidades como lo son los comedores y albergues.

Por eso, los estudiantes de la FCEQyN y la Escuela de Enfermería realizaron un “ruidazo” llamando a la manifestación masiva por el acceso a más estudiantes al servicio del comedor. El reclamo está centrado en eliminar las restricciones y derribar las barreras que actualmente limitan o impiden a estudiantes de estas unidades académicas a acceder al almuerzo.

ADEMÁS EN NEA HOY:

Con un aumento de hasta 72%, una suscripción en Netflix puede costar $15.000

Soberanía Alimentaria Formoseña se trasladará a las localidades de Guadalcázar y Lamadrid

La realidad de retirar dinero en Casinos en Línea

últimas noticias

-Publicidad-

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -spot_imgspot_img