25.6 C
Corrientes
26.1 C
Formosa
22.7 C
Posadas
25.2 C
Resistencia
26.7 C
Asunción
Jueves 18 de abril de 2024
-Publicidad-

Las tareas de cuidado recaen fuertemente en las mujeres y el ajuste económico solo empeora la situación

Las tareas de cuidado suelen considerarse inherentemente femeninas lo cual es una excusa perfecta para que no sean reconocidas ni remuneradas.

Las tareas de cuidado suelen considerarse inherentemente femeninas lo cual es una excusa perfecta para que no sean reconocidas ni remuneradas.

- Publicidad -spot_imgspot_img

“Del 35% de las mujeres que pidieron licencia, el 80% eran cuidar a alguien. Prioridades, ¿no?” Contó Narda Lepes en una entrevista en una plataforma de streaming y generó ciertos debates acerca de las tareas de cuidado.

En otra plataforma y con un tema completamente distinto, como son los miles de despidos que se vienen sufriendo en este último tiempo, también se habla del tema:

SUSCRIBITE GRATIS AL NEWSLETTER

No te pierdas las últimas noticias en tu e-mail

“A las minas nos importan (los despidos) porque somos después las que cargamos con la familia y con los hijos” Explica Mayra Arena en la entrevista.

Esto también viene a colación del estudio realizado por la OIT (Organización Internacional del Trabajo) publicado en 2024, en el cual se asegura que  la sobrecarga de trabajo no remunerado de las mujeres es una causa estructural de la desigualdad en el trabajo.

¿Qué son las tareas de cuidados?

Ocuparse del hogar es un trabajo como cualquier otro. Limpiar, cocinar, ordenar, todas labores invisibles que se notan cuando desaparecen. Lo mismo los trabajos de cuidados que son una especialidad o categoría de trabajo para el cuidado de las personas.

En el mundo, y a pesar de excepciones que puedan describir en los comentarios de esta nota, las mujeres continúan asumiendo la mayor parte de las responsabilidades familiares y la participación de los hombres en las tareas no remuneradas de cuidado sigue siendo escasa.

En azul las horas semanales de trabajo doméstico de los hombres y en rojo las mujeres.

Históricamente este tipo de trabajo se ha diferenciado del trabajo productivo tradicional porque se lo consideraba “tarea de la mujer” lo que implicaba que no tenían porque recibir pago alguno pago ya que se suponía que dicho trabajo se realizaba por esa su condición de mujer o afecto familiar.

Es cierto, algunos de los trabajos de cuidados se han remunerado: guarderías, cuidado de niños, cuidado de enfermos, cuidado de mayores, residencia de personas mayores, etc. Pero casualmente no suelen ser los mejores pagos, justamente porque un trabajo que históricamente estuvo destinado a las mujeres

Trending  El FMI pronosticó una caída para la Argentina

División de trabajo por género

De acuerdo a un informe de la Dirección Nacional de Economía, Igualdad y Género, cerca del 90% de las mujeres realizan el 76% de las tareas domésticas. 

Esto significa que además de trabajar fuera de sus casas ocupan alrededor de 6,4 horas más por día para hacer las compras, la comida, lavar la ropa, cuidar a los hijos, es decir, atender las necesidades de todo el grupo familiar.

Las tareas de trabajo doméstico y de cuidados no remunerados representan casi el 16% del PBI.

Todo este trabajo, toda esta labor, si fuera remunerada, representaría un 16% del PBI. Esto significa que las percepciones de género e ideas sobre “lo que debe hacer una mujer” en verdad es para beneficiarse del trabajo no remunerado.

Esta contribución a la economía total por parte de las mujeres de $3.027.433 millones al año (si se pagara), equivale a más de dos veces el tamaño del sector de Transporte y Comunicaciones o casi cuatro veces lo que aporta el sector de la Construcción

Trabajo no remunerado

A pesar de todo la inserción de la mujer en el mercado de trabajo no modifica esta división de las tareas, sino que implica una doble jornada:

  • Las actividades propias del empleo.
  • Las del espacio doméstico, que como no son reconocidas como trabajo, se asumen como inherentes a la mujer y parte de sus obligaciones dentro del espacio doméstico.

Al analizar los valores de Trabajo Doméstico y de Cuidados no Remunerado por tipo de tarea, se ve que los Quehaceres Domésticos son los que mayor peso tienen (60%), seguido del Cuidado de Personas (32,8%) y Apoyo Escolar (7,3%).

No sólo se trata de las labores del hogar, sino también el cuidado de personas mayores o niños.

Las mujeres realizan más del 85% del trabajo comunitario

Comedores, merenderos y otros espacios comunitarios son sostenidos mayoritariamente por mujeres, quienes dedican a este trabajo entre 5,5 y 7 horas diarias, sin recibir un salario a cambio.

El dato surge de un informe técnico realizado recientemente por la Facultad de Ciencias Sociales de la UNC que abarcó 51 espacios sociocomunitarios de la ciudad de Córdoba, y da cuenta del enorme valor social de esta tarea para la sostenibilidad de la vida en los barrios donde funcionan.

Trending  Milei cambió de postura y ahora pide restituir el Impuesto a las Ganancias dentro del nuevo paquete fiscal
Entre las motivaciones que llevan a estas mujeres a trabajar en estos espacios sociocomunitarios, predomina la preocupación por lo que sucede en los barrios y el interés de ayudar a resolver los problemas de su comunidad.

Comedores, merenderos y ollas populares no solo atienden la alimentación de las personas, particularmente de infancias y ancianidades. También llevan adelante una diversidad de actividades y servicios que resultan esenciales para la comunidad en la que funcionan.

Dan apoyo escolar y actividades de formación, producen y venden alimentos y servicios, acompañan en situaciones de violencia de género, hacen promoción de la salud, y funcionan además como roperos y huertas comunitarias.

Reparaciones históricas y jubilaciones de ama de casa

Desde el 2006, las mujeres de más de 60 años que no cuenten con la cantidad de aportes correspondientes tienen la posibilidad de acceder a una jubilación mediante las moratorias previsionales.

Tanto amas de casa como aquellas que trabajaron en condiciones precarias durante toda su vida, pudieron acceder a esta oportunidad.

Sin embargo, en un contexto de ajuste que impacta principalmente sobre las mujeres, este derecho hoy se ve amenazado. Para Milei y los funcionarios de su gobierno, las trabajadoras de las tareas de cuidado, amas de casa, no tienen derecho a la jubilación.

Más allá de la cuestión económica, la moratoria significó el reconocimiento del trabajo no remunerado como tal.

“Su eliminación es un castigo patriarcal doble: toda tu vida te hiciste cargo de las tareas reproductivas, sin reconocimiento social ni jurídico, cercenando tu libertad por depender económicamente de tu marido, y encima tampoco te vas a poder jubilar porque no te reconocen como trabajadora”, argumenta Julia Strada.

En síntesis: Eso que llaman amor es trabajo no pago y así quieren mantenerlo.

ADEMÁS EN NEA HOY: 

Las naftas subieron 5% por la actualización de un impuesto: cómo quedan los precios en el NEA

Los embarazos adolescentes se redujeron casi a la mitad en la última década

El Parque Industrial de Formosa resiste ante la baja de fondos para las industrias de todo el país

últimas noticias

-Publicidad-

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -spot_imgspot_img