19.4 C
Corrientes
20.5 C
Formosa
21.7 C
Posadas
20.8 C
Resistencia
23 C
Asunción
Jueves 30 de mayo de 2024
-Publicidad-

Desde los comedores advierten que creció la asistencia de familias y con los aumentos “cada vez cuesta más conseguir la mercadería”

Los comedores comunitarios representan una ayuda para las familias de las distintas jurisdicciones, algunos funcionan con financiamiento local y otros dependen de Nación, todos ellos se vieron afectados por el recorte de fondos nacionales, los aumentos de precios de los alimentos y servicios y a su vez hizo que aumentara la cantidad de familias que asisten a comedores y merenderos de la provincia.

Los comedores comunitarios representan una ayuda para las familias de las distintas jurisdicciones, algunos funcionan con financiamiento local y otros dependen de Nación, todos ellos se vieron afectados por el recorte de fondos nacionales, los aumentos de precios de los alimentos y servicios y a su vez hizo que aumentara la cantidad de familias que asisten a comedores y merenderos de la provincia.

- Publicidad -spot_imgspot_img

La Asociación Unidad de Coordinación para la Defensa del Vecino funciona en Formosa desde el año 2000, actualmente cuentan con 22 comedores y 20 merenderos distribuidos en los distintos barrios, los cuales reciben la ayuda del Gobierno provincial, pero la situación de dichos lugares y las familias que asisten se complica ante el ajuste nacional que plantea tarifazos de luz y aumento de servicios.

Desde el año 2012, la Asociación trabaja en conjunto con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) que administra otros 10 comedores, que son financiados por el Banco Mundial a través del Banco de la Nación de la República Argentina.  

SUSCRIBITE GRATIS AL NEWSLETTER

No te pierdas las últimas noticias en tu e-mail

El rol social de los comedores comunitarios 

Fernanda Mógica es referente de la Asociación Unidad de Coordinación para la Defensa del Vecino, desde el año 2000 lleva adelante un comedor y merendero comunitario del barrio San Miguel. Allí asisten 25 familias, que representan a un total de 114 beneficiarios teniendo en cuenta los integrantes de cada familia.

Los comedores son una gran muestra de solidaridad por parte de los y las voluntarias que asisten a ayudar a sus pares.

Su valorable labor social comenzó a raíz de la crisis que atravesó el país en el año 2000- 2001 y desde aquel momento -con subas y bajas en la cantidad de familias que asisten al centro comunitario- no dejó de prestar servicio.

Fernanda contó que el comedor está más destinado a los niños y a los adultos mayores porque es una ayuda que tratamos de darles, acompañarlos sobre todo ahora más en esta crisis”.

Ahondando en su memoria, con tristeza recordó la época que vivía el país cuando el centro comunitario inició: “La verdad que cuando empezó fue un momento triste, crítico, teníamos muchas familias, muchos en lista de espera”. 

Relató, también que durante unos años la situación parecía haber mejorado y describió que ”hubo un momento, unos 12 años, que eso se alivianó, la gente se retiraba de los comedores porque podían solventar ellos mismos -en sus casas- el almuerzo y la merienda”.

“En estos tiempos, que tenemos este Gobierno nacional volvió a recrudecer el tema de la gente en lista de espera, nosotros tenemos un cupo pero en todos nuestros comedores tenemos listas de espera, gente que realmente necesita que se las acompañe”.

“Es cada vez más la demanda”, advierte Fernanda Mogica.

La crisis aumenta, los recursos disminuyen

El Gobierno nacional lleva adelante un plan de ajuste, en el que recortó partidas presupuestarias para la asistencia alimentaria, cerró organismos públicos nacionales, despidió a miles de familias bajo el argumento de eliminar a los intermediarios entre el Estado y la sociedad. Sin embargo, en lugar de acortar las brechas solo generó mayor desigualdad. 

En ese sentido, la referente sostuvo que “la demanda aumentó a nivel general, porque cada responsable de los comedores nos manifiestan que necesitan ampliar el cupo porque cada vez hay más familias demandando ese acompañamiento, la crisis se hace sentir, el aumento de los precios”.

Otra de las historias, tiene lugar en el barrio Juan Domingo Perón, allí Lily Silva lleva adelante esta noble tarea social de cocinar en un comedor comunitario provincial desde en el año 2020, a raíz de la pandemia del COVID-19 cuya crisis económica de aquel entonces la impulsó a colaborar con su comunidad del barrio.

Lily contó que, durante estos últimos meses, el esfuerzo para cubrir las necesidades básicas del hogar aumentó, como también los requerimientos de las familias del comedor, ya que no es posible brindar la misma ayuda que se brindaba meses atrás.

Trending  Alejandro Lerner celebrará su cumpleaños con un show en Formosa

Cómo funcionan los comedores provinciales y los del PNUD

El servicio de los comedores de la organización se brinda los sábados con almuerzo y merienda, mientras que los que pertenecen al PNUD, funcionan de martes a viernes. En los cuales el menú es variado y nutritivo, Fernanda narró que: “En el PNUD servimos tallarín, lentejas, los guisos de pollo, vamos cambiando, en el comedor, los sábados servimos tallarín de pollo o carne y guisos de arroz con pollo y para la merienda mate cocido con leche, y pan con mermelada”.

Para la implementación del servicio nutricional del PNUD, representantes del Banco Mundial visitaron la Asociación y a partir de allí empezaron a solventar los comedores, que actualmente son 10.  En ese sentido, Fernanda contó que: “La incorporación del PNUD fue una gran ayuda, porque pudimos ampliar los días del comedor, cuando se empezó recién se cocinaba día por medio y cuando llegó esto del Banco Mundial se pudo hacer comedor y merienda”.

Respecto de la ayuda y el trabajo articulado con las distintas áreas del Gobierno provincial, Fernanda contó que constantemente contienen a las familias mediante la entrega de alimentos, mercaderías.

“En el comedor en el barrio San Miguel, hay compañeras que desde años están colaborando ad honorem, se ocupan de preparar el almuerzo y la merienda. En todos los centros comunitarios tanto provinciales como los del PNUD se hacen otras actividades, talleres de cocina, ahora hay muchas demandas de huertas comunitarias, siempre tuvimos intención de acompañar no solo en lo nutricional, sino también hacer otras capacitaciones”.

En los comedores comunitarios se brindan distintos tipos de talleres y clases de cocina.

Los recortes 

El Gobierno nacional a través de la Resolución N° 7/2024 de la Secretaría de Energía de Nación fijó incrementos en los valores en la energía eléctrica y aunque el Gobierno provincial decidió dar continuidad a programas sociales como el Esfuerzo Formoseño, el impacto en la economía familiar es inminente. Así también, a partir de abril se prevén aumentos en combustibles como el gas que afecta de manera directa a la economía familiar. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por REFSA Energía (@refsaenergia)

 

El Estado nacional alega que se debe “ahorrar” para superar la inflación y lograr el déficit cero, sin embargo el derecho a la alimentación de un país no puede significar un gasto. En ese sentido, Fer expresó que “aumentan permanente los servicios más ahora que sacaron los subsidios, aumentaron los precios de las mercaderías y cada vez cuesta más conseguir la mercadería, por ejemplo, en los comedores del PNUD que son nacionales ahora cuesta conseguir el pan, tuvimos que adecuarnos con el menú a los precios”.

“Ahora se está hablando desde el primero de abril un aumento en los combustibles, que trae aparejado que van a subir también las garrafas que nosotros usamos”, sostuvo.

“El aumento en las facturas de luz también va a afectar a las familias”, dice Fernanda Mógica

La referente explayó que “antes podíamos darles de postre alguna fruta que ahora se tuvo que sacar, la leche, tenemos que entregar cocido solo dos veces a la semana, el azúcar tuvimos que reducir. Antes al almuerzo podíamos agregarle otras verduras, ahora se le pone papas, cebolla, tenemos zanahoria y morrón, pero antes por ejemplo, le podíamos agregar perejil, cebollita, o sea, zapallo, la crisis afectó bastante”.

Se duplicó la demanda 

Rosa Medina, lleva adelante la labor social en un comedor comunitario provincial en el barrio Lote Rural 111, el cual funciona desde hace 2 años, aunque anteriormente colaboraba en otros comedores. 

Rosa se refirió a las vivencias en el comedor, a partir de los aumentos de precios en los alimentos y de las tarifas en los servicios públicos: “Hoy por hoy se ve el impacto económico que hay en las casas, porque antes asistíamos a 50 familias y esa cantidad se duplicó, este comedor asistía a 2 cuadras del barrio y ahora abarca 7 cuadras y para que los alimentos puedan rendir más por ejemplo, hacemos tortas fritas, bizcochuelo o pastafrola”.

Trending  Construcción en el NEA: el sector advierte una caída del 81%

La labor social toma rostro de madre, de mujer trabajadora, cuando de ayudar a la comunidad con el mismo compromiso que a su propia familia se trata, porque Rosa confesó que “la mayoría somos mamás, trabajamos en cooperativas, muchas veces estamos cansadas pero vemos la necesidad de los vecinos y eso nos da fuerzas para seguir”.

Añadió que “nosotros damos asistencia los días sábados, porque es un centro comunitario y ya el día viernes las familias vienen y dejan sus jarritas para reservar su lugar para retirar la merienda, tienen miedo de perder su lugar por la cantidad de gente que están viniendo. Entregamos la merienda a las 17:00 horas y la gente desde antes ya están formando fila”.

Por otra parte, Irma Pereyra, brinda su mano de obra al servicio de su comunidad del barrio La Floresta, donde cada sábado preparan desayuno y almuerzo para decenas de familias. Hasta el año 2023 asistían al comedor 17 familias y actualmente sirven el servicio para un total de 30 familias.

Irma comentó que “la gente viene y pide asistir, por ejemplo porque su marido se quedó sin trabajo o porque lo que cobran las madres de una familia no alcanza, me da mucha tristeza ver cómo estamos con este nuevo Gobierno nacional que hace recortes de trabajo a la gente humilde”.

La cantidad de comedores y merenderos comunitarios aumentó en los últimos tres meses.

Resumió la realidad de muchas familias argentinas a raíz de los despidos en distintos sectores, expuso que “las personas viven con lo poco que ganan, me incluyo, porque mi marido es albañil y sinceramente se quedó sin trabajo como muchos, ya no sabemos cómo hacer con todo lo que subieron los precios, se verá cómo se pueden pagar los servicios porque si no hay trabajo cómo pagaremos”.

Pese a la difícil situación económica que atraviesan los comedores comunitarios, Irma dijo sentir gratitud de poder ayudar a las familias con el comedor, ya que asisten niños, adultos, y adultos mayores tanto del barrio El Resguardo como del barrio La Floresta.

Ajustes sin respuestas

Hasta el momento, las noticias que reciben los comedores comunitarios son solo negativas, van de la mano de los ajustes y recortes, sin respuestas ni explicaciones, tal es así que Fernanda Mógica expuso: Hasta ahora con nosotros no se comunicó nadie, tenemos contacto a nivel nacional a través del PNUD, pero por ahora estamos esperando directivas por parte de los representantes del PNUD en la provincia”. 

Continuó: “A todas luces este Gobierno nacional  no piensa en la gente humilde, es como que no les  importara. La verdad que es cero la atención es como que no les importara, o sea, nosotros gracias a Dios tenemos un Gobierno provincial que siempre se ocupó, que siempre acompañó a la gente que más necesita, siempre está presente”.

La reducción de fondos del Gobierno nacional se aplica a los sectores más vulnerables sin reparos, y a tres meses de asumir azota los servicios sociales, a los Derechos Humanos como el del acceso a la alimentación. Y aunque los gobiernos provinciales redoblen los esfuerzos nada es suficiente cuando el Estado nacional desprotege a su población. 

ADEMÁS EN NEA HOY:

¿Quienes son los empresarios que se benefician con Milei y aplauden la crisis?

Liberación de la yaguareté Keraná: “Todos podemos colaborar para la preservación de la especie”

 

últimas noticias

-Publicidad-

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -spot_imgspot_img