20.7 C
Corrientes
19.4 C
Formosa
22.7 C
Posadas
21.6 C
Resistencia
21 C
Asunción
Lunes 15 de abril de 2024
-Publicidad-

¿Hasta cuándo se prolongará la bajante extrema del Paraná?

El nivel del río se podría acercar en las próximas semanas a los registrados en las bajantes extremas de 1969 y 1944. La normalización del caudal dependerá de las lluvias en la región.

El nivel del río se podría acercar en las próximas semanas a los registrados en las bajantes extremas de 1969 y 1944. La normalización del caudal dependerá de las lluvias en la región.

- Publicidad -spot_imgspot_img

La alerta por la bajante extrema continúa vigente en el río Paraná ya que se registran niveles promedios de entre 1,43 y 5,56 metros. El Instituto Correntino del Agua y del Ambiente (ICAA) advirtió que el caudal continuará descendiendo debido a la falta de lluvias.

Debido a la sequía extraordinaria y la bajante, asociada en todos los cursos de la alta cuenca, el escenario actual es el más crítico registrado en la historia. Según los informes metereológicos, la situación persistirá, al menos, por los próximos tres meses. A su vez, el ICAA señaló que el descenso de los niveles actuales del Paraná podría llegar a los registrados en las bajantes extraordinarias de 1969 y 1944.

SUSCRIBITE GRATIS AL NEWSLETTER

No te pierdas las últimas noticias en tu e-mail

En 1944, la bajante extraordinaria del Paraná casi produjo la desaparición de la laguna Setúbal, a la altura de Santa Fe.

Situación Hidrológica

En sus informes regulares, el Instituto Nacional del Agua (INA) detalló la situación del río Paraná en sus distintas regiones. 

En primer lugar, desde la represa de Itaipú informaron que se mantiene la menor disponibilidad de reservas en los embalses (se mantiene en el orden de un 35% menos en relación a junio de 2020). 

La mitad norte de la alta cuenca del río Paraná, la parte regulada, promedió un aporte del caudal de agua en el orden de 3.600 metros cúbicos por segundo (5% menos que el año pasado) y aseguran que se mantendrá en disminución.

Asimismo, el aporte de la cuenca no regulada sigue en disminución ante la falta de lluvias directas, promediando en la última semana 1.050 metros cúbicos por segundo (30% menos). 

La represa de Itaipú registró un caudal entrante promedio cercano a los 4.650 metros cúbicos por segundo (12% menos que el año pasado). En tanto, el embalse siguió con un nivel oscilante de 1,20 metros por debajo del valor operativo normal y no se espera en las próximas semanas una onda de repunte

Trending  Corrientes: anunciaron el pago del plus de refuerzo de abril para estatales

Confluencia Paraná-Iguazú

Los sensores de Puerto Iguazú e Itá Cajón mostraron a lo largo de la semana oscilaciones con una tendencia media descendente y con los valores máximos muy concentrados en el tiempo. 

El nivel medio semanal registrado fue de 3,41 metros, oscilando entre 1,43 y 5,56 metros. Esto significa otros 0,35 metros de descenso general, que se seguirán acentuando.

Los máximos niveles de junio promediaron 4,10 metros, lo que significa 9,80 metros inferiores al promedio mensual desde 1996. También, el caudal es 3,83 metros inferior al promedio de junio de 2020.

Puerto de Corrientes.

Tramo misionero-paraguayo del Paraná

Para el tramo misionero-paraguayo del río Paraná se continúan reportando escasas lluvias. El aporte del caudal en ruta al tramo volvió a disminuir y se mantiene en valores muy poco significativos. Por el pronóstico meteorológico no se espera repunte ni una mejora sensible en el trimestre, hasta el 30 de septiembre por lo menos.

Tramo correntino-paraguayo del Paraná

También en el tramo del río Paraná que conecta a Corrientes y Paraguay se registran escasas lluvias y el aporte al caudal de agua continuará siendo muy acotado

El caudal entrante al embalse de Yacyretá promedió 6.110 metros cúbicos por segundo durante la semana pasada. Esto significa un 3% inferior al promedio de la semana anterior y un 27% inferior al promedio de igual semana de 2020. 

En Paso de la Patria el nivel siguió oscilando próximo a 0,60 metros, muy por debajo del límite de aguas bajas. Se espera que comience un gradual descenso a partir del 7 de julio que acentuará las condiciones alarmantes, acercándose a los registros mínimos históricos de 1969 y 1944.

El extremo descenso del nivel del Paraná dejó al descubierto las bases del Puente Interprovincial Manuel Belgrano.

Confluencia Paraná-Paraguay

En el sitio de confluencia de ambos ríos, según informó el INA, se mantendrá la alerta debido al comienzo de una gradual y sostenida tendencia descendente. Los promedios semanales registrados en Corrientes y Barranqueras fueron de 0,43 y 0,51 metros, respectivamente. Esto significa, entre 0,12 m y 0,11 m menos que en junio pasado, respectivamente.

Trending  Corrientes: anunciaron el pago del plus de refuerzo de abril para estatales

Para esta zona tampoco se espera un nuevo repunte y continuarán hacia aguas extremadamente bajas. La perspectiva climática actualizada al 30 de septiembre es desfavorable. 

Declaración del COHIFE

El Consejo Hídrico Federal (COHIFE) emitió una declaración ante la actual situación de bajantes extraordinarias de los ríos Paraná, Paraguay e Iguazú. En la misma, manifestaron su apoyo al esfuerzo que están efectuando todos los sectores vinculados a la actividad hídrica (nacionales, provinciales y municipales) para acceder al uso del recurso.

Además, promueven el monitoreo de la evolución de todos los cursos de agua, en calidad y cantidad, a los efectos de registrar de manera continua este fenómeno hidrológico que no se presentaba desde el año 1944.

El Consejo Hídrico Federal difundirá prácticas para el uso eficiente del agua que contribuyan a minimizar las consecuencias de la bajante extraordinaria del Paraná.

El COHIFE se comprometió a compilar y difundir buenas prácticas de uso eficiente del agua ante esta situación o situaciones similares, con el objetivo de conformar un documento hídrico de aprendizajes ante situaciones críticas, que sirva para otros eventos similares y como memoria de lo ocurrido para las futuras generaciones.

La declaración también expresa que acompañarán en las acciones que se ejecutan desde los distintos gobiernos provinciales para concientizar a la sociedad sobre la grave situación hídrica que están atravesando las cuencas de los ríos Paraná, Paraguay e Iguazú y los esfuerzos que la misma debe realizar para minimizar las consecuencias de la sequía.

Por otra parte, buscarán la ejecución de acciones estructurales y no estructurales que generen resiliencia y adaptabilidad a las poblaciones vulnerables a los extremos climáticos.

ADEMÁS EN NEA HOY:

Incendios en la Amazonía: junio registró la cifra récord

Gasoducto del NEA: una obra trascendental que se reactiva

últimas noticias

-Publicidad-

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -spot_imgspot_img