17.2 C
Corrientes
13.6 C
Formosa
14.6 C
Posadas
17.3 C
Resistencia
16.4 C
Asunción
Lunes 24 de junio de 2024
-Publicidad-

La pobreza en Latinoamérica: hubo un retroceso de 27 años según la CEPAL

En Latinoamérica hay pocas perspectivas de crecimiento para este 2022 y se pronostica más concentración de pobreza.

En Latinoamérica hay pocas perspectivas de crecimiento para este 2022 y se pronostica más concentración de pobreza.

- Publicidad -spot_imgspot_img

En su informe anual Panorama Social de América Latina la CEPAL estima que entre 2020 y 2021 las personas en situación de pobreza extrema se incrementaron cerca de cinco millones.

La crisis sanitaria permanece vigente y América Latina y el Caribe es la región más vulnerable del mundo en esta pandemia. Así, como consecuencia de la crisis sanitaria y social prolongada de la pandemia de COVID-19, la tasa de pobreza extrema en América Latina habría aumentado del 13,1% de la población en 2020 al 13,8% en 2021, un retroceso de 27 años. La cantidad de personas en pobreza extrema pasó de 81 a 86 millones, informó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

SUSCRIBITE GRATIS AL NEWSLETTER

No te pierdas las últimas noticias en tu e-mail

En el estudio, la CEPAL recalca que sin control de la crisis sanitaria la recuperación económica no será sostenible y advierte que América Latina y el Caribe es la región más vulnerable del mundo ante el COVID-19

Los países de Latinoamérica donde más subió la extrema pobreza en 2020 son: México, Honduras y Ecuador, según las proyecciones hechas por la comisión de las Naciones Unidas. Los únicos países donde bajó la pobreza y la extrema pobreza son Brasil y Panamá.

Y, por si fuera poco la crisis agravada por la pandemia, América Latina se convirtió en el mercado emergente que más deuda emite

Todo lo que se había avanzado en este siglo para disminuir la extrema pobreza se perdió durante la pandemia”, le dijo a BBC Mundo Alberto Arenas, director de la División de Desarrollo Social de la CEPAL.

La crisis sanitaria permanece vigente y América Latina y el Caribe es la región más vulnerable del mundo.

Los gigantescos paquetes de rescate fiscal para hacer frente a la crisis del coronavirus impulsaron a los gobiernos de las principales economías de la región a pedir prestado en el exterior capital por un valor de US$53.000 millones.

Trending  Alerta amarilla por tormentas en Misiones: mirá el pronóstico del tiempo para el lunes y la semana

De cara a este 2022, está previsto que las emisiones netas de deuda pública disminuyan a nivel global. Sin embargo, América Latina mantendría su liderazgo, llegando a emitir unos US$44.000 millones, según un informe del banco estadounidense JP Morgan.

Esto se da en un contexto en el que las economías se enfrentan a la inflación y por ende menor crecimiento.

La colocación de deuda pública entre los inversores extranjeros es una de las herramientas más habituales de los gobiernos de todo el mundo para financiar su gasto. Pero la otra cara de la moneda es que si un gobierno se endeuda en exceso, en algún momento tendrá que recortar su gasto público, aumentar los impuestos o el coste de los servicios públicos.

¿Cuáles son los países más endeudados con el FMI? 

Sin haber tomado deuda en los mercados internacionales desde 2019, Argentina figura entre los 10 principales países deudores del mundo emergente. El ranking fue diseñado por el Banco Mundial (BM). 

Brasil, China, India, Indonesia, México, Rusia, Sudáfrica, Tailandia y Turquía son el resto de los países que integran el listado con los mayores stocks de deuda externa a fines de 2020. 

La acumulación de deuda se mantuvo más baja para países de América Latina y el Caribe, pero promedió 8,4% para Argentina, Brasil y México, indicó el BM. El informe sobre deuda internacional 2022 también remarca que Argentina y Ecuador completaron con éxito canjes de bonos en 2020.

Nacer en un barrio rico o pobre de Latinoamérica puede cambiar en varios años la esperanza de vida.

La colocación de deuda pública entre los inversores extranjeros es una de las herramientas más habituales de los gobiernos de todo el mundo para financiar su gasto.

Pero la otra cara de la moneda es que si un gobierno se endeuda en exceso, en algún momento tendrá que recortar su gasto público, aumentar los impuestos o el coste de los servicios públicos.

La pobreza y la pobreza extrema se dispararon en medio de una profunda recesión económica, lo cual significa que los gobiernos recibieron menos ingresos y, al mismo tiempo, tuvieron más gastos. El resultado ha sido un aumento de la deuda y del déficit fiscal, que probablemente se convertirán en uno de los mayores problemas que enfrentarán los países de la región. 

Trending  Alerta amarilla por tormentas en Misiones: mirá el pronóstico del tiempo para el lunes y la semana

En tanto, se estima que para la región de América Latina y el Caribe se desacelerará su ritmo de crecimiento en 2022 a 2,1%, luego de crecer 6,2% promedio el año pasado, según nuevas proyecciones entregadas por la CEPAL. Esta desaceleración sucede en un contexto de importantes asimetrías entre los países desarrollados, emergentes y en desarrollo sobre la capacidad de implementar políticas fiscales, sociales, monetarias, de salud y vacunación contra el COVID-19 para la recuperación de la crisis desatada por la pandemia de COVID-19.

Asimismo, según detalló el informe de la CEPAL para este año se proyecta una tasa de desocupación que afectará en mayor medida a las mujeres

Argentina tendrá una inflación mayor a la de la mayoría de los países.

Las causas de la inflación

La inflación y la devaluación de la moneda se ha transformado en la peor receta económica de los países latinoamericanos, donde  sigue la tendencia alcista y las consecuencias la padecen sus habitantes dado el aumento en el costo de vida impulsado, entre otras cosas, en el precio de los alimentos. 

Con niveles inflacionarios que han llegado a mucho más del doble del rango considerado por cada país como aceptable, el dinero tiene un valor cada día menor.

El Fondo Monetario Internacional proyectó que América Latina crecerá este año apenas un 2,4%, mientras que la estimación a nivel global es que el crecimiento bajará a un 4,4%, reflejado en gran medida en la desaceleración de las dos mayores economías del mundo: EE.UU y China.

Y en las perspectivas para la región, el menor desempeño de las dos mayores economías, Brasil y México, configura un panorama menos favorable. En Argentina, donde la inflación es un problema histórico y aunque mejoró un poco frente a lo que pasó en 2019, es uno de los países con mayor inflación anual a nivel mundial junto a Venezuela que lidera el ranking.  

ADEMÁS EN NEA HOY: 

Patrimonio de los Legisladores correntinos: conocé los montos declarados por Diputados y Senadores nacionales 

De exportación: la miel chaqueña se posiciona en los mercados mundiales

Insuga, industria instalada en Chaco vende alimentos balanceados en Vietnam y Brasil – NEA HOY

últimas noticias

-Publicidad-

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -spot_imgspot_img