21.9 C
Corrientes
23.9 C
Formosa
20.1 C
Posadas
22 C
Resistencia
25 C
Asunción
Martes 23 de abril de 2024
-Publicidad-

Educación Sexual Integral: ¿cómo prevenir los casos de acoso en las escuelas?

En las últimas semanas las estudiantes de distintas escuelas, como en Misiones y en la provincia de Salta, denunciaron sufrir acoso por parte de sus compañeros varones. Estos hechos llevan a evaluar sobre la correcta implementación de la Educación Sexual Integral y la responsabilidad de la sociedad.

En las últimas semanas las estudiantes de distintas escuelas, como en Misiones y en la provincia de Salta, denunciaron sufrir acoso por parte de sus compañeros varones. Estos hechos llevan a evaluar sobre la correcta implementación de la Educación Sexual Integral y la responsabilidad de la sociedad.

- Publicidad -spot_imgspot_img

En las últimas semanas han trascendido distintas manifestaciones de estudiantes que sufrieron  acoso en las escuelas por parte de sus compañeros varones. El primero fue el colegio católico Roque González de Santa Cruz, de la Provincia de Misiones, pero también sucedió en Salta, donde estudiantes de distintos colegios marcharon este sábado para frenar los casos de acoso en las escuelas.

Además de ser padre, Daniel Jones es doctor en Ciencias Sociales por la Universidad de Buenos Aires y desde hace años viene investigando temas de sexualidad y masculinidad. En diálogo con NEA HOY habló sobre las herramientas con las que cuentan los padres y las instituciones para prevenir estos casos en las escuelas.

SUSCRIBITE GRATIS AL NEWSLETTER

No te pierdas las últimas noticias en tu e-mail

El despertar que provocó el Ni Una Menos

Para Jones, estas situaciones no son nuevas. Los toqueteos sin consentimiento y los comentarios lascivos hacia las mujeres es algo que siempre sucedió así en la calle como en las escuelas. Las manifestaciones de las víctimas son un signo de que estas prácticas tan dañinas finalmente están siendo desnaturalizadas.

 

En la medida en que en la Argentina, sobretodo a partir del 2015, a partir del ‘Ni Una Menos’, comienza a discutirse qué es violencia de género, o hasta dónde llega la violencia de género y reconocer que trasciende la violencia de pareja intrafamiliar, muchas prácticas que antes parecían parte del folclore de la vida adolescente, entran bajo un nuevo prisma”, explica el doctor en Ciencias Sociales.

No es casual que sean las mujeres las que salgan a manifestarlo. Cómo analiza Jones, ellas, que “han sido concientizadas mucho más rápido por el feminismo en Argentina, comienzan a tensar las relaciones poniendo algunos límites, sobre todo algunos avances sobre sus cuerpos, sea con la fotografía, sea con comentarios desubicados, sea con intentos de robar besos”.

Trending  Alerta amarilla por fuertes tormentas en el NEA: ¿Cómo seguirá la semana?

Aunque la educación sexual de su escuela haya sido deficitaria, estos seis o siete años de feminismo en los medios de comunicación y en la esfera pública le han dado una usina de información sobre cuáles son sus derechos”, concluye.

El rol de los varones

Pero aunque el movimiento feminista haya contribuido a la formación de las niñas más allá de la casa o la escuela, la negación o inacción de los varones a la hora cuestionar sus propias prácticas deja entrever un déficit en la formación masculina en materia de educación sexual integral.

Cuando tenés una hija mujer, es más fácil, a través del miedo, enseñarle y pedirle a ella que se cuide que intentar fomentar en los varones una actitud responsable y no abusiva”, explica David Jones como ejemplo.

 

El resultado, como explica el investigador, es que los hijos varones siguen repitiendo actitudes que eran naturales en la época de sus padres, pero que hoy como sociedad se están tratando de cambiar.

Lo que estaban haciendo estos chicos, es algo que se hizo generaciones y generaciones en la escuela. Ahora afortunadamente cambiaron las reglas, y lo que se trata es desnaturalizar eso”, explica Jones.

Ahí hay que ver qué hacemos nosotros como padres de hijos varones, si apañarlos, quitarles toda responsabilidad, o asumir la necesidad de genuinamente acompañarlos en este proceso y revisarnos a la par nosotros”, concluye.

La responsabilidad institucional en las escuelas

Un dato que se repite cada vez que las estudiantes denuncian casos de acoso en las escuelas es la falta de respuesta de parte de las instituciones educativas, a veces minimizando los reclamos de las víctimas o argumentando que la escuela no cuenta con herramientas suficientes para resolver estas problemáticas.

Pero Jones advierte que el país cuenta desde el 2006 con una herramienta especialmente pensada para estos casos: la Educación Sexual Integral (ESI). Hoy sigue siendo el único instrumento no punitivista que trabaja sobre la prevención y puede desarticular estas actitudes desde las etapas más tempranas de la formación.

Trending  Lo que dejó el Parlamento del Norte Grande: confrontación con el ajuste de Milei, repudio a la guerra y demandas federales

 

La ESI permite una estrategia integral que permite, progresivo al nivel evolutivo de cada uno de los chicos, ir dándole herramientas para lidiar con una sexualidad consensual, una sexualidad no violenta”, describe Jonas.

La responsabilidad del Estado

Pero a pesar de la utilidad de la herramienta, según explica, en algunas provincias o instituciones no se aplica la ESI o se la reduce a una mínima expresión. Puede pasar además que algunos ministerios y consejos de educación provinciales no inviertan lo necesario en formar a los docentes y directivos para tal fin.

Muchos ministerios provinciales o directivos prefieren no implementar la ESI o implementarla a media máquina”, explica Jones, “después cuando explota una situación así, la escuela, o los ministerios provinciales, o los equipos directivos de las escuelas, no pueden fingir desconocimiento de que esto se podría haber desactivado con una ESI”.

Para Jonas, la gravedad de estas situaciones carga también una responsabilidad social. Después de todo, si la educación sexual integral es un derecho esencial para que los niños y jóvenes aprendan sobre sus cuerpos y las formas sanas de relacionarse con el otro, su correcta aplicación debería ser exigida tanto por los estudiantes como por sus padres.

Si tenes un grupo de varones de 14 o 16 años que le saca fotos por debajo de la pollera a sus compañeras” explica, “uno podría pensar que hay una responsabilidad por parte de la escuela y de toda una sociedad que no se escandaliza por la falta de implementación de una herramienta que está desde el 2006”.

ADEMÁS EN NEA HOY:

Alumnos denunciados por abuso cursarán de manera online y tendrán custodia policial en la estudiantina

“No es no”: alumnas posadeñas denunciaron abuso por parte de sus compañeros, ¿qué sucede con la ESI?

ESI: los avances y los obstáculos que se presentan para la implementación en Corrientes

últimas noticias

-Publicidad-

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -spot_imgspot_img