12.7 C
Corrientes
12.2 C
Formosa
10.2 C
Posadas
12.2 C
Resistencia
11.4 C
Asunción
Lunes 15 de julio de 2024
-Publicidad-

Curiosidades sobre la fiesta de la Virgen de Itatí y la Virgen del Carmen

Ambas devociones se celebran hoy en toda la región. En esta nota te invitamos a conocer datos interesantes de la tradición en torno a cada una y algunos eventos históricos que las tuvieron como protagonistas.

Ambas devociones se celebran hoy en toda la región. En esta nota te invitamos a conocer datos interesantes de la tradición en torno a cada una y algunos eventos históricos que las tuvieron como protagonistas.

- Publicidad -spot_imgspot_img

Cada 16 de julio la Iglesia Católica celebra el día de la Virgen del Carmen. A su vez, en Corrientes y Misiones, los fieles conmemoran el 121° aniversario de la coronación pontificia de la Virgen de Itatí, patrona de ambos territorios.

Estas dos advocaciones de la Virgen María poseen una particular devoción en la región. Por eso, en esta nota te invitamos a conocer distintas curiosidades en torno a cada una.

SUSCRIBITE GRATIS AL NEWSLETTER

No te pierdas las últimas noticias en tu e-mail

Virgen de Itatí

La devoción a la Virgen de Itatí tiene más de 400 años y proviene de una escultura de madera tallada en una reducción guaranítica. La tradición acumula, entre sus riquezas, historias milagrosas, costumbres muy arraigadas y datos interesantes.

La procesión náutica es una tradición que une a los pueblos de Corrientes y Paraguay.

Procesión náutica

El 16 de julio, la imagen de la Virgen de Itatí es embarcada en el guardacostas GC 170 de la Prefectura Naval Argentina para encontrarse con la imagen de la Virgen de los Milagros de Caacupé, en el medio del Paraná.

Desde allí, ambas se encaminan a las costas itateñas para dirigirse a la Basílica de Itatí y celebrar la misa. Esta procesión náutica tuvo origen en el año 1990 y, hasta nuestros días, reúne a los peregrinos argentinos y paraguayos en medio del río.

Basílica más alta de Sudamérica

La imagen de la Virgen de Itatí permanece en una de las Basílicas más altas de Sudamérica. Cabe señalar que la construcción del templo se inició un mismo 16 de julio de 1938, bajo la dirección del italiano Alfredo Gibellini y se habilitó el mismo día, del año 1950.

La Basílica de Itatí cubre una superficie de 2.900 metros cuadrados y su altura total es de 80 metros, incluyendo la estatua de la Virgen de 7,50 metros de altura, vaciada en cobre, que se encuentra en la cúpula.

A 25 metros de altura hay una azotea que cuenta con 1.800 metros cuadrados de superficie desde la que se puede ver la totalidad del pueblo itateño y una gran franja del río Paraná. Por otra parte, la construcción tiene una capacidad para albergar a 10.000 personas.

La Basílica de Itatí posee alrededor de 88 metros.

Numerosos milagros

A lo largo de más de 400 años la devoción a la Virgen de Itatí asombra al pueblo católico por los numerosos milagros que le atribuyen. Uno de ellos sucedió hace poco tiempo, cuando el rector de la Basílica de entonces, el padre Miguel Cacciutto, quiso hacerle un manto nuevo a la Virgen de Itatí. 

Para ello, en uno de sus viajes a Buenos Aires, se dirigió al barrio de Once, donde existen cientos de negocios del rubro de la sedería. Después de mucho andar vio en una vidriera la tela, la exacta que se requería para confeccionar la capa que luciría la imagen. 

Conversando con el propietario del negocio le explicó que necesitaba cierta tela que estaba en la vidriera y el fin que tendría, a lo que el comerciante accedió. Y aquí lo curioso: resulta que él había sido un devoto de la Virgen de Itatí por unos amigos que tenía en Corrientes.

La capa se confeccionó perfectamente y la Virgen comenzó a lucirla al poco tiempo. Pero, lo anecdótico del hecho es que esa sedería, donde fue adquirida la tela, quedaba a tan sólo metros de la sede de la AMIA. 

Cuando ocurrió el conocido atentado, el 18 de julio de 1994, el comercio quedó dentro de la onda expansiva de la explosión. Alrededor todo se destruyó, menos la sedería. Posteriormente, el mismo dueño fue hasta Itatí para dar testimonio de lo sucedido y dar gracias a la Virgen por su protección.

Las peregrinaciones a Itatí son las más numerosas de la región.

Centro de numerosas peregrinaciones en el país y la región

Las peregrinaciones que llegan a Itatí provienen de distintos lugares del país y el continente. Las mismas tienen lugar a lo largo del año y se realizan en distintas modalidades; a pie, a caballo, en bicicletas, autos y demás vehículos.

Según cifras oficiales de la localidad correntina de Itatí, para los festejos de la Virgen de Itatí, asisten anualmente cerca de 400.000 fieles de todo el país. 

Patrona de Corrientes y Misiones

El 23 de abril de 1918 la Virgen de Itatí fue nombrada Patrona y Protectora de la diócesis de Corrientes. Para entonces, la actual provincia de Misiones formaba parte de territorio correntino. Aquel día, 6.000 personas se congregaron en Itatí para consagrarse a la Virgen María.

Un registro histórico de 1624 cuenta que la imagen de la Virgen de Itatí se transfiguró.

La imagen de madera se transfiguró

Un fraile encargado de registrar y narrar los milagros que ocurrieron durante los primeros años del poblado fue Fray Luis de Gamarra. Entre sus escritos señala una primera transfiguración de la imagen de madera de la Virgen de Itatí, alrededor del año 1624. Durante varios días, escribió: “Se produjo un extraordinario cambio en su rostro, y estaba tan linda y hermosa que jamás la había visto así”

Virgen del Carmen

El inicio de la devoción a la Virgen del Carmen se remonta al 16 de julio de 1251, cuando su imagen se apareció al superior general de la Orden de Nuestra Señora del Monte Carmelo (carmelitas), San Simón Stock, y le entregó un escapulario.

Patrona del mar

Entre las curiosidades de la devoción a la Virgen se la considera patrona del mundo marítimo. A su protección se pone la mayor parte de los fieles católicos que tienen vinculación, especialmente profesional, con el mar, y es especialmente significativa en zonas costeras.

El 16 de julio se realizan diversas muestras de fe en todo el mundo, pero principalmente, en zonas costeras.

Devoción arraigada en decenas de países

La devoción a la Virgen del Carmen se destaca sobre todo en España, Puerto Rico y Costa Rica, donde es patrona del mar. A su vez, tiene los títulos de Patrona de la Marina y la Armada Española; Reina y Patrona de Chile; Alcaldesa perpetua de Lima (Perú) y Patrona de La Valleta, capital de Malta.

En distintos países como Argentina, Bolivia, Colombia, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá, Perú y Venezuela, se realizan multitudinarias fiestas en su honor.

Una playa lleva su nombre

En el municipio de Quintana Roo, ciudad muy turística de México, existe la Playa del Carmen, donde se celebra anualmente una Feria con el convite, la procesión “Cabeza de Cochino”, bailes, la tradicional jarana de Yucatán, el hipil de Quintana Roo, terno yucateco, y coloridas flores para honrar la coronación de la Virgen del Carmen.

Según la tradición, la Virgen se le apareció a unos pescadores que se encontraban perdidos en alta mar y gracias a ella fueron rescatados. Desde entonces ese pueblo de pescadores pasó a llamarse Playa del Carmen.

Playa del Carmen en México.

Algo similar en Costa Rica

Los ticos se dirigen hoy a la ciudad donde también llegan muchos cruceros Puntarenas. De allí, y por el Golfo de Nicoya, marineros y pescadores le rinden homenaje a la Virgen del Carmen

La historia dice que cerca de la Isla del Caño, en Puntarenas, en 1913, naufragó el barco El Galileo y desaparecieron todos sus tripulantes. Entonces, el pueblo se dirigió a orar por ellos en el templo de la Virgen del Carmen. Días después fueron rescatados por otro barco. 

Los pescadores dijeron que, en medio de la tempestad, apareció una mujer que los alimentó y los acompañó para nadar hacia tierra firme.

Su nombre significa jardín

El nombre Carmen proviene de Carmel. Según la tradición cristiana, un grupo de ermitaños inspirados en el profeta Elías se retiraron a vivir en el Monte Carmelo, considerado el jardín de Israel. “Karmel” significa “jardín”.

La devoción a la Virgen del Carmen estuvo presente en las guerras por la independencia argentina.

La devoción del General San Martín a la Virgen del Carmen

Es conocida la devoción que el Libertador de América, José de San Martín, tenía por la Virgen del Carmen y que la hizo nombrar Generala de su Ejército. Tanta importancia dio al tema que lo decidió con su Estado Mayor, según dice Espejo en su obra “El Paso de los Andes”.

La devoción a la Virgen del Carmen estaba muy arraigada en Cuyo y casi todos los soldados del ejército que estaba preparando San Martín llevaban su escapulario, por eso fue ella la que tuvo preferencia en la elección de una Patrona celestial para el ejército y sus soldados.

En una ceremonia efectuada el 5 de enero de 1817 en la provincia de Mendoza, San Martín le entrega a la Virgen del Carmen de Cuyo el bastón de mando, la nombra Generala y hace bendijo también la Bandera de los Andes.

Retrato de la ceremonia encabezada por el General San Martín, en la capital mendocina.

“La decidida protección que ha prestado al Ejército de los Andes su Patrona y Generala, Nuestra Madre y Señora del Carmen, son demasiado visibles. Un cristiano reconocimiento me estimula a presentar a dicha Señora (que se venera en el Convento que rige Vuestra Paternidad) el adjunto bastón como propiedad suya y como distintivo del mando supremo que tiene sobre dicho Ejército”, dejó escrito en una carta el General Don José de San Martín.

ADEMÁS EN NEA HOY:

Corrientes: el oficialismo y la oposición se meten de lleno en la campaña electoral y endurecen sus discursos 

Única en la provincia: conocé la reserva natural correntina Los Tres Cerros

últimas noticias

-Publicidad-

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -spot_imgspot_img