10.2 C
Corrientes
10 C
Formosa
10.9 C
Posadas
8.5 C
Resistencia
11.6 C
Asunción
Lunes 27 de mayo de 2024
-Publicidad-

Antonia Morán: “Mi pedido de Justicia es por Maira y por todas las mujeres”

El Equipo Argentino de Antropología Forense confirmó que hará de manera gratuita el estudio a los restos hallados.

El Equipo Argentino de Antropología Forense confirmó que hará de manera gratuita el estudio a los restos hallados.

- Publicidad -spot_imgspot_img

Antonia Morán renovó su pedido de justicia al cumplirse 4 años de la desaparición de su hija, Maira Benítez el pasado 17 de diciembre. También recordó que su nieta Brisa, aún no pudo acceder a los beneficios de la ley que lleva su nombre, debido a una “falta de perspectiva de género de la Justicia”.

“El pedido de justicia sigue vigente”, sostiene Antonia Morán, madre de Maira Benítez, la joven de Villa Ángela desaparecida y asesinada hace cuatro años. Crimen por el que fue condenado Rodrigo Silva, a pesar de que al momento de la sentencia, no se habían hallado los restos de Maira.

SUSCRIBITE GRATIS AL NEWSLETTER

No te pierdas las últimas noticias en tu e-mail

“Mi pedido de Justicia es por ella y por las otras víctimas que pasaron por lo mismo que ella”, agrega Antonia en diálogo con NEA HOY; y recuerda que esa falta de perspectiva de género llevó a la Justicia a investigar y condenar por un “homicidio” y no un “femicidio”. Lo que hoy repercute negativamente sobre Brisa, la hija de Maira que aún no pudo acceder a los beneficios de la Ley Brisa, para hijos de mujeres víctimas de femicidios.

Cada 17 de diciembre, Antonia marcha por Resistencia en compañía de organizaciones sociales.

Que se vuelva a juzgar por femicidio y que Brisa pueda acceder a los beneficios de la ley que lleva su nombre son algunas de las luchas que encara Antonia todos los días. Otra lucha es la de lograr que el Equipo Argentino de Antropología Forense analice los restos encontrados en 2019 en un paraje rural cercano a Villa Ángela.

“Cuando le consultamos a la perito forense de rango internacional, Virginia Creimer sobre la posibilidad de que no se hayan encontrado rastros genéticos en los huesos, ella nos recomendó que lo haga el Equipo de Argentino de Antropología Forense”, explicó a NEA HOY, Silvina Canteros, abogada patrocinante de Antonia Morán en su pedido por el análisis de los restos.

El 21 de agosto de 2019, un lugareño encontró un cráneo y restos óseos en un monte camino a la Colonia Juan José Paso, un paraje ubicado a unos 10 km de Villa Ángela, donde Maira. El 17 de diciembre el AAEF recibió los restos para cotejarlos con el ADN familiar y confirmar si se trata o no de Maira Benítez.

Trending  El Centro de Medicina Nuclear llegó a los 803 pacientes combinando el rostro humano de la Salud Pública con servicios de última generación
Maira tenía 18 años cuando desapareció.

Desde el hallazgo, se supuso que los restos podrían ser de Maira. Pero luego, las certezas se fueron diluyendo debido a  que el cotejo de ADN -la prueba más importante solicitada por la Fiscalía de Villa Ángela- no se pudo realizar ya que el Equipo Forense del Poder Judicial aseguró no haber podido hallar material genético en dichos restos.

“La falta de resultados certeros en las pericias realizadas es muy dudosa, porque hoy los avances científicos informan muchísimo en las cuestiones forenses. En las causas de lesa humanidad, con las que he trabajado un montón de tiempo, el EAAF ha podido detectar e identificar restos que estuvieron enterrados hace 30 o 40 años en diferentes lugares”, explicó Silvina Canteros.

Según Antonia, otras actitudes del Equipo Forense fundaron sus dudas. El día previo al dictamen forense que determinaría que esos restos efectivamente le pertenecían a Maira, recibió un llamado telefónico del perito odontólogo del Equipo Forense, quien le solicitó información acerca de la dentadura de su hija, y Antonia en respuesta detalló todo que sabía de ella. 

Por la pandemia, la última marcha por Justicia para Maira se realizó en Villa Ángela.

Al observar el detalle forense, notó que el mismo “había sido redactado en base a toda esa información brindada que yo brinde”, dice Antonia, y sin aportar ningún otro elemento que sirviera para determinar que los restos óseos sean de Maira.

“No acepté llevarme los restos porque me generaron dudas los resultados de las pericias odontológicas sin un ADN. Yo no sé mucho de esto pero me llama la atención que no puedan hacer un ADN cuando para otros casos si hacen el análisis”, fundamenta la mamá de Maira.

Antonia solicitó al Estado, y particularmente a Jorge Canteros, Procurador General de Chaco, que arbitre las medidas necesarias para que estos restos sean analizados por el Equipo Argentino de Antropología Forense, quienes se ofrecieron a realizarlo de manera gratuita. Análisis que fue autorizado hace pocos días.

La Justicia de Villa Ángela autorizó el traslado de los restos al Equipo de Antropología Forense.

Fue femicidio

Maira Iris Benitez tenía 18 años cuando salió a dar unas vueltas con un amigo y nunca más volvió. Ese viernes 17 de diciembre de 2016 fue vista por última vez a bordo del Ford Fiesta gris de Rodrigo Silva. Testigos aseguraron que ambos se dirigían al campo del lote 11 -ubicado a 15 km de la ciudad de Villa Ángela-, donde Silva trabajaba como peón rural.

Trending  El Centro de Medicina Nuclear llegó a los 803 pacientes combinando el rostro humano de la Salud Pública con servicios de última generación

En la causa por el asesinato de Maira Benítez, cuyo único condenado a 21 años de prisión es Rodrigo Silva, no se pudo determinar de qué manera ocurrió. Además, el resto de los cómplices de Silva recibieron condenas en suspendió y absoluciones.

“Es un femicidio, aunque no lo caratularon inicialmente así. No se investigó con una perspectiva de género”, marcó Antonia, cuestionando además a la Justicia porque “hay muchas otras cuestiones previas a la desaparición de Maira que no se investigaron”.

Ley Brisa

Por otra parte, las organizaciones feministas que acompañan a Antonia solicitaron que se acelere el trámite que Antonia lleva ante los organismos públicos como ANSES, donde solicita que su pequeña nieta, hija de Maira, quede amparada por la ley 27.452 (Ley Brisa) y de este modo le sea reconocida la reparación económica mensual para hijos/as de víctimas de violencia de género.

“Estamos esperando respuestas, está en proceso y ya salió de la provincia según me informó el jefe de ANSES hace unos días“, comentó Antonia. La Ley Brisa (Nº 27452) fue aprobada por el Congreso Nacional el 4 de julio del 2018 con 203 votos afirmativos y ninguno negativo. La norma estableció un Régimen de Reparación Económica para las Niñas, Niños y Adolescentes.

Brisa tenía 3 años cuando su mamá desapareció.

A partir de la aprobación, se otorga una reparación económica similar a una jubilación mínima a hijos e hijas víctimas de femicidio. Si hay alguna discapacidad, el sostén no se extingue a los 21 años. Además, se contempla la cobertura (y el monitoreo) integral de salud.

El régimen de reparación económica es para niñas, niños y adolescentes cuyo progenitor haya sido el asesino (o participado del crimen) de su mamá y esté procesado, condenado (o se haya extinguido la causa). Las trabas iniciales en el caso de Maira era la carátula de la causa, homicidio, pero finalmente el trámite logró avanzar.

ADEMÁS EN NEA HOY: 

El Norte Grande conformó el Consejo de PyME e Industria

El tren de pasajeros volvió al Chaco: costos, horarios y recorridos

últimas noticias

-Publicidad-

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -spot_imgspot_img