9.3 C
Corrientes
8.9 C
Formosa
10.7 C
Posadas
8.3 C
Resistencia
10.2 C
Asunción
Lunes 27 de mayo de 2024
-Publicidad-

Bandada: un espacio pensado para mujeres presas en Chaco

Hace más de un año realizan talleres y charlas en centros de detención de la provincia con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las presas.

Hace más de un año realizan talleres y charlas en centros de detención de la provincia con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las presas.

- Publicidad -spot_imgspot_img

Bandada nace hace poco más de un año en las charlas de un grupo de mujeres que participan de espacios relacionados al sistema carcelario, por trabajo o por militancia como Educación en Cárceles, Asociación Pensamiento Penal (APP), Comité de Prevención de la Tortura. 

El objetivo de Bandada es contribuir a que las mujeres presas en centros de detención de Chaco mejoren su calidad de vida dentro de las cárceles. Realizan capacitaciones, las ayudan a concluir sus estudios y gestionan proyectos productivos que les permita a las mujeres presas tener mejores posibilidades al salir de las cárceles. 

SUSCRIBITE GRATIS AL NEWSLETTER

No te pierdas las últimas noticias en tu e-mail

En las mesas de discusión intersectoriales no había espacio para mujeres privadas de libertad ni generaba interés la visibilidad de sus realidades. Este panorama, potenciado por el contacto con la cárcel de mujeres y descubrir las condiciones de vida en la comisaría de mujeres, las animó a organizarse en una Bandada para “construir desde la sororidad en las cárceles” .

En 2019, Bandada recibió una mención por su labor contra la violencia de género.

Para poder ingresar a los centros de detención de mujeres de Chaco, María José y sus compañeras debieron gestionar permisos ante quienes dirigían esas instituciones. Una de sus primeras experiencias fue el encuentro con Mónica, quien estaba a cargo de la comisaría de Villa Los Lirios de Resistencia. 

Mónica gestionó los permisos pertinentes y habilitó al grupo de Bandada el ingreso a la comisaría de Villa Los Lirios. “Con Mónica compartimos inquietudes, planificamos estrategias para resolver algunas necesidades materiales urgentes, como: los elementos de higiene y salud menstrual, alimentos, ropas y calzados”, cuenta a NEA HOY María José Bogado, psicóloga social y miembro de Bandada.

Trending  El Centro de Medicina Nuclear llegó a los 803 pacientes combinando el rostro humano de la Salud Pública con servicios de última generación

Hace unos meses ya durante la pandemia, Mónica fue trasladada a otra comisaría. Por lo que iniciaron los trámites para poder ingresar con Vanessa, que es la nueva jefa de la unidad. “Siempre tuvimos el apoyo y la apertura de las jefas para poder realizar nuestras actividades”, relata María José.

“PARA TODO ESTO RECURRIMOS SIEMPRE A LAS REDES FEMINISTAS QUE NOS ayudan”, MARÍA JOSÉ BOGADO, BANDADA.

Talleres de arte en la comisaría de mujeres de Villa Los Lirios.

Proyectos comunitarios y solidarios

En el centro de detención de Villa Los Lirios hay nueve mujeres de entre 20 y 30 años, todas procesadas por delitos penales. Todas forman parte de Bandada y participan de talleres recreativos o de simples rondas de charla que ahora, por la pandemia, son virtuales. 

“Nos comparten sus novedades y sus penas, sonríen cuando las llamamos por sus nombres, cuando hacemos chistes, se sorprenden de las cosas que pueden crear, fabricar, nos piden cosas de afuera a las que generalmente no tienen acceso, por cuestiones económicas o por abandono”, reflexiona María José

Actualmente las mujeres privadas de su libertad de Villa Los Lirios comenzaron un taller semanal de arte. Bandada les acerca los materiales que necesitan para pintar y dibujar. Tuvieron un proyecto textil en el que confeccionaban barbijos, pero quedó trunco por la pandemia, en las últimas semanas Bandada busca reactivarlo. 

Para el Día de las Infancias, las mujeres presas confeccionaron ositos artesanales para regalar a sus niños.

En los primeros meses del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, todas las actividades recreativas las realizaban con Liliana, una mujer policía que contuvo a las mujeres presas durante la pandemia. 

Por otra parte, Bandada lanzó un proyecto de fotografía que se llevará adelante en la Alcaidía de mujeres de Don Santiago (Resistencia). La iniciativa fue impulsada por dos fotógrafas profesionales que ganaron un concurso de proyectos comunitarios, promovido por el Instituto de Cultura de la provincia del Chaco.

Trending  El Centro de Medicina Nuclear llegó a los 803 pacientes combinando el rostro humano de la Salud Pública con servicios de última generación

En Don Santiago las mujeres presas ya forman parte de un proyecto de autogestión y solidaridad en el que tejen mantas, gorros y escarpines para bebés y niños internados en el Hospital Pediátrico de Resistencia. Los hilos y lanas para tejer son donados por la comunidad, comercios y asociaciones civiles.

Entrega de mantas tejidas confeccionadas por las mujeres de la Alcaidía de Villa Don Santiago.

Realidades adversas en las cárceles

En general no se festejan los cumpleaños, ni el día de la madre, son días de mucho dolor, por extrañar, por la libertad perdida. Todas ellas sufren la desvinculación con sus hijes, obstáculos para el acceso a la Justicia, dificultades para lograr atención médica o dar continuidad a sus tratamientos médicos y no reciben visitas”, revela en diálogo con NEA HOY Romina Duarte, abogada de Bandada.

“Cuando una ingresa a los centros de detención de mujeres con alguna propuesta, ellas se entusiasman y quieren participar. Nos pasó en Los Lirios que no tenían actividades, es un lugar chico, tienen una hora de patio, entonces necesitan tener actividades para tener sus mentes ocupadas”, relata Romina Duarte. 

Romina cuenta que trabajar con las mujeres presas suele generar frustraciones. “Hay planteos que nos hacen, nos cuentan situaciones que nosotras desde Bandada, no podemos resolverles, eso frustra. Muchas veces el sistema se ensaña con ellas y no permite que puedan insertarse realmente en la sociedad”, afirma. 

La mayoría de las mujeres presas tienen historias de vida previas al encarcelamiento atravesadas por múltiples violencias, muchas de ellas no pudieron acceder a estudios básicos ni tuvieron trabajos formales. Bandada es el espacio donde muchas encuentran contención y una esperanza de vida digna al salir de las cárceles. 

ADEMÁS EN NEA HOY:  

Internos del penal de Eldorado armaron sillas de ruedas para el Hospital Gardés

últimas noticias

-Publicidad-

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -spot_imgspot_img