6.3 C
Corrientes
3.7 C
Formosa
3.5 C
Posadas
5.3 C
Resistencia
9.7 C
Asunción
Domingo 26 de mayo de 2024
-Publicidad-

Emprendimientos en pandemia: historias de trabajadores de la economía social

El aislamiento social y las restricciones de circulación en Chaco, obligaron a los emprendedores a cambiar sus estrategias de venta y reinventarse. Para otros, fue el puntapié para lanzarse como emprendedores.

El aislamiento social y las restricciones de circulación en Chaco, obligaron a los emprendedores a cambiar sus estrategias de venta y reinventarse. Para otros, fue el puntapié para lanzarse como emprendedores.

- Publicidad -spot_imgspot_img

La pandemia por COVID-19 golpeó fuerte al sector de la economía social. Las restricciones de circulación en el contexto del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio decretadas primero por el Gobierno provincial, luego por el Gobierno nacional, que en Chaco se prolongó hasta julio producto de la alta tasa de contagios, obligó a los emprendedores que dependían de las ventas diarias a frenar y resetear sus métodos de venta.

Algunas de las estrategias que emplearon para subsistir fueron el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) otorgado por el Gobierno nacional a través de ANSES, las redes sociales, las asociaciones entre amigos y la ayuda mutua. 

SUSCRIBITE GRATIS AL NEWSLETTER

No te pierdas las últimas noticias en tu e-mail

Relatamos aquí, seis historias que ejemplifican cómo pudieron salir adelante a pesar de las adversidades que tenía la provincia en medio de la pandemia. 

Nyala, un ejemplo de cómo salir adelante en tiempos de pandemia

Nyala tiene dos hijas y lleva más de 5 años trabajando para su pequeña tienda de pastelería artesanal Delicias Jazmín, en Barranqueras, Chaco. 

Vive en el mismo lugar donde tiene su local comercial, pero paga alquiler y servicios.

Con aires de esperanza y optimismo, Nyala, ya más tranquila por haber pasado la peor etapa, charló con NEA HOY y relató: “En mi local, hago tortas, budines, masas dulces y postres. Por la pandemia, tuve que cerrar durante el primer mes porque tengo mis hijas chiquitas, me daba miedo contagiarme, además lo que me quedaba de las ventas no me alcanzaban para comprar insumos”. 

Cajitas dulces a domicilio, una herramienta utilizada por emprendedores gastronómicos.

En abril, después de cobrar el primer IFE, compró insumos y comenzó a producir. Las redes sociales como Facebook le permitieron promocionar sus productos. 

La gente al estar en su casa ve las redes, y me piden productos; a eso le sume viandas al mediodía para clientes que sí trabajan, eso me sirvió para ahorrar para el alquiler”, comentó Nyala. 

Barbijos salvadores 

Betiana trabaja para BM Design hace 3 años, “soy la creadora y diseñadora de mi propio emprendimiento, cuenta. Su trabajo consiste en brindar servicios de diseño personalizado, piezas gráficas para redes sociales y marcas para empresas. 

Entre abril y mayo el trabajo de Betiana mermó un 50%, en relación a meses anteriores. Su tipo de emprendimiento no era considerado “esencial”, por lo tanto no podía circular para entregar pedidos. “Una vez que se habilitaron los permisos, pudimos volver al trabajo”, celebra.

Junto a su mamá, encontró la veta comercial del momento: los barbijos. “Yo los diseño, mi mamá lo confecciona y mi papá me ayuda con las entregas”, relata; al tiempo que destaca que el IFE le permitió “seguir comprando insumos durante la pandemia para seguir produciendo”.

La confección y venta de barbijos reactivó las ventas de Betiana

Asociarse y ayudarse entre todos

Juan nos cuenta que Tienda Alquimia incluye tres tipos de emprendimientos familiares: dos gastronómicos de comidas y bebidas, y uno de cosméticos, todos artesanales sin conservantes y con una perspectiva de cuidado del medioambiente. Llevan aproximadamente un año y medio trabajando con un bar que permaneció abierto hasta el inicio del aislamiento social preventivo y obligatorio en marzo de 2020. 

“TUVIMOS QUE TRANSFORMARNOS MUY RÁPIDAMENTE Y VOLCARNOS A LAS REDES, A LA VENTA ONLINE DONDE NOS FUE MUY BIEN. PERO LA VENTA DE DE LAS BEBIDAS, QUE ERA NUESTRO FUERTE, FUE UN MOMENTO DIFÍCIL”

Para Juan, la clave fue “ayudarse entre todos los emprendedores”. Se asociaron con una cooperativa de delivery para realizar envíos y a su vez, todos sus  productos se realizan con materia prima local, “de esta manera colaboramos con otros emprendedores y nos ayudamos entre todos”, relata. 

Si bien, no accedieron al Ingreso Familiar de Emergencia, si fueron contactados por funcionarios de la Secretaría de Economía Popular del Gobierno Provincial, quienes les hablaron de toma de créditos de bajo costo, pero aún no tuvieron respuestas. 

Ambrosía, la línea de licores de Alquimia Tienda

Dulces chaqueños, los más buscados en pandemia

Luciano y su socio, tienen un emprendimiento agroindustrial llamado Isla del Cerrito en Barranqueras, cultivan y producen dulces de mamón, un clásico postre chaqueño. 

“Para nosotros, la pandemia fue un momento de gran demanda. Muchos comercios locales nos convocan para vender nuestro producto. Nos sirvió el hecho de que la gente, al quedarse en su casa comenzó a consumir más productos artesanales locales”, analiza Luciano.

“LA CLAVE FUE AYUDARSE ENTRE TODOS LOS EMPRENDEDORES”

Emprender para sobrevivir

Julieta tiene un emprendimiento de estampado y sublimación sobre telas y objetos. “Me habían regalado una máquina de sublimar, pero me quedé sin trabajo y no pude hacer la inversión que necesitaba. En abril, gracias al IFE puede comprar el resto de insumos y comenzar con Del Norte Estampas, cuenta. 

La pérdida de su trabajo y el estar en su casa, motivaron a Julieta a emprender en plena pandemia.

Comenzó en abril, justo cuando todo estallaba y Chaco captaba la mirada de todo el país por los contagios de COVID-19 y las severas restricciones de circulación. “Por ser un emprendimiento autogestionado, me ayudó mucho a vender el hecho de estar en mi casa y tener tiempo para producir, se que no es la realidad de todos los comerciantes, juega mucho poder estar en casa y manejarte por redes sociales, no pagar alquiler”, afirma. 

Regalos a domicilio para los festejos en pandemia

Silvia y Camila, madre e hija, crearon UNBOX, una alternativa para el envío de presentes durante la pandemia que les permitió generar ingresos a su hogar.

Como iniciaron el emprendimiento durante el aislamiento, acudieron a las redes sociales y a amigos para hacerse conocidas. Sus ventas son online, y ellas se encargan del envío. 

“No tuvimos grandes inconvenientes, aunque los permisos de circulación muchas veces nos limitaron las entregas en algunas zonas de la ciudad, como así también la entrega de material de armado por parte de transportes nacionales”, cuentan. 

Si bien, la situación económica del país y la provincia sigue siendo delicada, la peor etapa de la cuarentena parece haber terminado. En ese contexto, los emprendedores no solo pudieron salir adelante, sino que aprendieron utilizar nuevos recursos que les permitieron crecer.

últimas noticias

-Publicidad-

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -spot_imgspot_img