12.4 C
Corrientes
12.2 C
Formosa
10.2 C
Posadas
12.2 C
Resistencia
11.4 C
Asunción
Lunes 15 de julio de 2024
-Publicidad-

Todo sobre la hepatitis: ¿qué es, cómo se manifiesta y de qué manera se puede prevenir?

Julio es el mes de concientización sobre la Hepatitis, por eso, te proponemos conocer a fondo esta patología que afecta a un pequeño sector de la población mundial y es prevenible.

Julio es el mes de concientización sobre la Hepatitis, por eso, te proponemos conocer a fondo esta patología que afecta a un pequeño sector de la población mundial y es prevenible.

- Publicidad -spot_imgspot_img

La Organización Mundial de la Salud (OMS) instauró a julio como el mes para concientizar sobre la hepatitis, a fin de poner en agenda el impacto en la salud de la población mundial e impulsar estrategias para abordar la enfermedad. La iniciativa surgió en 2016 y, desde entonces, el séptimo mes del año se convirtió en espacio propicio para conocer mejor de qué se trata esta patología.

Vale señalar que la Asamblea Mundial de la Salud apunta a cumplir la Estrategia Mundial del Sector de la Salud, aprobada en 2016, sobre la hepatitis viral, que propone eliminar la enfermedad como amenaza para la salud pública para 2030 (definida como una reducción del 90% de la incidencia y del 65% de la mortalidad con respecto al VHB y el VHC).

SUSCRIBITE GRATIS AL NEWSLETTER

No te pierdas las últimas noticias en tu e-mail

En esa línea, recientemente, Argentina sancionó una ley muy importante para el abordaje de los casos de Hepatitis que, entre sus principales aspectos, establece el acceso universal y gratuito al tratamiento, promueve la creación de un régimen de jubilación especial para quienes transitan la enfermedad, impulsa la capacitación, investigación y difusión de campañas masivas contra la Hepatitis, y propone la creación de un Observatorio Nacional sobre Estigma y Discriminación.

El hígado es el órgano afectado por la hepatitis.

Hepatitis: ¿qué es?

La hepatitis es la inflamación del hígado, el órgano que procesa los nutrientes, sintetiza las proteínas y cumple una función desintoxicante. Cuando una persona contrae hepatitis, el hígado altera su funcionamiento. En la mayoría de los casos, es producida por un virus. Pero en otros casos, puede producirse por el consumo excesivo de alcohol o por algunas toxinas, medicamentos o determinadas afecciones médicas, según señala un artículo de la Fundación Huésped.

En general, las hepatitis no producen síntomas. Por lo tanto, sólo se las puede diagnosticar mediante análisis de sangre. 

Lo cierto es que existen varios tipos de hepatitis virales, de acuerdo al tipo de virus con el que la persona se infecte. Los más comunes son hepatitis A, hepatitis B y hepatitis C.

Las hepatitis A y B cuentan con vacuna, incluidas en el Calendario Nacional de Vacunación. Para la hepatitis C, sin embargo, no existe vacuna. 

¿Cómo se transmite cada tipo de hepatitis y qué síntomas presentan?

  • Hepatitis A:

Se puede transmitir a través de la ingesta de alimentos o agua contaminada. O por contacto cercano con una persona infectada.

Los síntomas pueden ser fiebre, náuseas, vómitos, pérdida del apetito y cansancio. Dolor en el hígado, piel u ojos amarillos (ictericia), orina oscura y heces blanquecinas. Puede no presentar síntomas en niños o niñas. Y también puede generar un cuadro de hepatitis fulminante.

Se puede prevenir manteniendo la adecuada limpieza de manos, cocinando bien los alimentos, y consumiendo agua potable, o agua hervida.

Es muy importante que se vacune a todas las personas a partir de los 12 meses.

  • Hepatitis B:

Esta se transmite a través del contacto con la sangre, mediante relaciones sexuales sin uso de preservativo o de madre a hijo durante el parto.

Puede no presentar síntomas o provocar: fatiga, náuseas o vómitos, fiebre y escalofríos, orina oscura, heces blanquecinas, ojos y piel de color amarillo, dolor abdominal del lado derecho.

También puede conducir a una cirrosis y/o cáncer hepático.

Para la prevención es necesario vacunarse contra esta enfermedad. Utilizar preservativo durante las relaciones sexuales y no compartir agujas u otros elementos punzantes o cortantes.

  • Hepatitis C:

Esta también se transmite por el contacto con la sangre, mediante relaciones sexuales sin uso de preservativo o de madre a hijo durante el parto.

Al igual que la Hepatitis B, puede no presentar síntomas o provocar: fatiga, náuseas o vómitos, fiebre y escalofríos, orina oscura, heces blanquecinas, ojos y piel de color amarillo, dolor abdominal del lado derecho. También puede conducir a una cirrosis y/o cáncer hepático.

Para prevenirla, además de la importancia de tilizar preservativo durante las relaciones sexuales y no compartir agujas u otros elementos punzantes o cortantes, se debe tener en cuenta que no existe vacuna contra el virus de la hepatitis C.

Para la hepatitis A y B existe la posibilidad de vacunarse para prevenir la enfermedad.

Hepatitis y las distintas etapas del daño hepático

Una información muy importante a tener en cuenta, publicada por la Fundación Huésped, tiene que ver con las diferentes etapas del daño hepático. Entre ellas se encuentran:

Inflamación crónica: El cuerpo intenta curar el hígado por sí mismo. Eso produce dolor en la zona abdominal y agrandamiento del hígado. Durante las etapas iniciales, el hígado inflamado no causa ningún daño.

Fibrosis: El tejido hepático se daña luego de un largo periodo de inflamación. El tejido cicatrizado del órgano es lo que se identifica como fibrosis. Las funciones del hígado disminuyen ya que no se permite un flujo adecuado de sangre. El resto del tejido sano, realiza un mayor esfuerzo y esto produce más daño. Este estadío es reversible.

Cirrosis: El tejido cicatrizado ya no puede repararse a sí mismo y esto conduce a la cirrosis hepática. El daño causado es irreversible. El hígado ya no puede filtrar las toxinas y desechos de la sangre. En esta etapa, el hígado se daña en gran medida.

Cáncer de hígado: El hígado alcanza un nivel de deterioro que se traduce en la formación de tumores. Este estadio del daño hepático se evalúa mediante ecografías, tomografías o resonancias magnéticas.

El Ministerio de Salud de Corrientes indicó a la población el control de los esquemas de vacunación para completarlos. En caso de identificar síntomas, acudir a profesionales médicos.

Cómo tratar la enfermedad en Corrientes

A partir de la aparición de ocho casos que se encuentran bajo observación en el país, la Directora de Epidemiología de Corrientes, Angelina Bobadilla, dejó en claro que, regularmente, son pocos los casos de hepatitis registrados en los centros sanitarios locales.

Sin embargo, señaló la importancia de mantener la alerta general y recomendó a la población a controlar y completar sus esquemas de vacunación según la edad

“Es muy importante que los chicos cumplan con todas las vacunas según su edad. La que previene la hepatitis B es colocada al nacer, en todas las clínicas u hospitales. En cuanto a la que previene la hepatitis A, es inoculada a los 12 meses de vida. Los adultos que no tienen esas vacunas deben colocársela también con un esquema especial sin orden médica”, explicó Bobadilla.

Por otro lado, remarcó que, ante la presencia de síntomas (detallados más arriba) en menores de 16 años se debe consultar al médico.

ADEMÁS EN NEA HOY:

El Congreso aprueba nueva ley integral de VIH

Ley integral de VIH, ¿cómo es el alcance en Formosa?

Día Mundial de la lucha contra el Sida: 17% de las 140.000 personas que portan que el virus en Argentina no lo sabe

últimas noticias

-Publicidad-

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -spot_imgspot_img