26.1 C
Corrientes
24.4 C
Formosa
25.1 C
Posadas
25.4 C
Resistencia
28.2 C
Asunción
Jueves 20 de junio de 2024
-Publicidad-

Historias de violencia obstétrica: conocé el caso de Alicia Monzón

La Ley N° 25.929, de Parto Respetado, rige en el ámbito público y privado y garantiza el trato digno y respetuoso durante el embarazo, el parto y el puerperio para toda persona gestante en el territorio argentino.

La Ley N° 25.929, de Parto Respetado, rige en el ámbito público y privado y garantiza el trato digno y respetuoso durante el embarazo, el parto y el puerperio para toda persona gestante en el territorio argentino.

- Publicidad -spot_imgspot_img

El parto respetado refiere a la atención que debe recibir la madre o persona gestante y su hijo al momento del nacimiento, a través de la Ley N° 25.929 que rige en el ámbito público y privado y garantiza el trato digno y respetuoso durante el embarazo, el parto y el puerperio. 

La Ley N° 25.929 estipula entre otras cosas, los siguiente derechos para la persona gestante: a ser informada sobre las distintas intervenciones médicas, la evolución de su parto, el estado de su hijo o hija y participar de las decisiones al respecto, a ser tratada con respeto e intimidad, considerando sus pautas culturales. 

SUSCRIBITE GRATIS AL NEWSLETTER

No te pierdas las últimas noticias en tu e-mail

Además, según estipula la normativa, la persona gestante tiene derecho a elegir quién la acompañe durante el trabajo de parto y postparto y a tener a su lado a su hijo o hija durante la permanencia en el establecimiento sanitario, siempre que el recién nacido no requiera de cuidados especiales. 

Alicia Monzón fue víctima de violencia obstétrica en el Hospital de Jardín.

La historia de Alicia Monzón en el Hospital de Jardín América

Aunque la Ley N° 25.929 se aprobó en el 2004, aún hoy se siguen viviendo casos de violencia obstétrica a lo largo y ancho de la Provincia de Misiones

Uno de los casos que más resonó en la tierra colorada es el de Alicia Monzón, quien en el 2012 fue a Jardín de América para tener a su primer bebé pero cuando todo parecía que marchaba bien y que se respetaba su derecho a un parto respetado, Monzón fue víctima de violencia obstétrica. 

Para conocer un poco más de su historia, NEA HOY dialogó con Monzón quien se refirió al avance de la causa en estos 10 años y el apoyo de las organizaciones y su apoyo a otras personas gestantes que pueden vivir situaciones de violencia obstétrica. 

Testimonio en primera persona

El 30 de agosto del 2012, Alicia llegó al Hospital con contracciones, estaba cursando las últimas semanas de un embarazo sin riesgos, según le indicó su obstetra. Esperando el parto, se trasladó a la sala de parto  y le prohibieron tener contacto con su familia, pasaron las horas y hasta las tres de la madrugada la joven estaba acostada en una camilla sin atención médica. 

Trending  Loan: descartan otra pista y el intendente de 9 de Julio habló de mafias narcos en la televisión

Como no aguantaba más de dolor se dirigió hasta la enfermería, donde una enfermera la revisó y la acompañó en silla de ruedas hasta la sala de parto donde tuvo contacto por primera vez con la médica que la iba a atender. En ese momento comenzó el maltrato verbal y psicológico por parte de la profesional, recordó Monzón. 

Tras seis horas de trabajo de parto, la médica le realizó una episiotomía, que son pequeños cortes en el periné (sin anestesia), luego de ello Alicia gritaba del sufrimiento y con dolor y cansancio le pidió a la doctora que le realizara una cesárea. 

El cirujano llegó y después de hablar con su padre, quien le ofreció varias de sus pertenencias como una moto y algo de dinero, el profesional se dirigió a la sala de parto y le gritó a Alicia,no te voy a hacer la cesárea porque tu papá no tiene un peso, contó. 

 Violencia Obstétrica por parte de los profesionales de la salud 

La Violencia Obstétrica por parte de los profesionales de la salud continuó hasta que a las cinco de la mañana empezaron a practicar la maniobra de Kristeller, que está prohibido y consiste en apretar abdomen para hacerla parir a la fuerza, a las 5:40 de la madrugada, Alicia dio a luz a su bebé.

Alicia juró haberlo visto con vida, sin embargo la médica se lo llevó a otra sala donde supuestamente se le practicaron maniobras de resurrección. Posteriormente, se despertó a las ocho de la mañana en la sala de parto sola, después la pasaron a una sala de internación, donde bajo los efectos de la anestesia escuchó que unas enfermeras decían que su bebé había muerto.

Hoy en día, Alicia ya no vive en Jardín América ya que teme cruzarse con los médicos y enfermeras que según señaló la torturaron cuando iba a dar a luz a su bebé. 

Alicia sufrió violencia obstétrica en el Hospital de Jardín América.

La justicia que aún no llega para Alicia Monzón

En cuanto a los médicos imputados en la causa de Violencia Obstétrica contra Alicia Monzón, la entrevistada señaló que uno de los doctores falleció y el otro de los imputados fue sobreseído y “premiado”, en palabras de Monzón, asumiendo como Director del Hospital de la localidad de Jardín América, quedando así sola una médica en juicio. 

En contexto, luego de horas de maltrato por parte del personal de salud hacia Alicia y de la negativa a realizarle la cesárea, pedido que la madre realizó en varias oportunidades, Monzón tuvo a su bebé Benjamín que falleció luego del parto. 

Trending  Día de la Bandera: Los secretos que revelan sus verdaderos colores

Aunque con muchas trabas en el camino y con el extravío del expediente de la víctima y sin una respuesta favorable por parte del Hospital de Jardín América, actualmente la causa de Monzón está en la instancia para el debate oral y público.

“Seguimos esperando porque la burocracia siempre está presente y cuesta un montón”. 

Sin embargo, Monzón destacó que se siente muy decepcionada del sistema judicial de Misiones y que  “esperaba un poco de justicia”  y además agregó: No fui encontrando respuestas en el camino porque hasta ahora sigue esperando la notificación para el debate oral”. 

El acompañamiento de profesionales y el colectivo de mujeres 

En lo legal Monzón recurrió a distintos abogados, también indicó que tuvo que estudiar sobre la temática, y expresó: Me sentí como una secretaria de mi propia causa. En este sentido, la entrevistada buscó ayuda psicológica para transitar este camino. 

Desde el colectivo de mujeres y disidencias también acompañaron a Monzón en la lucha para dar visibilidad a su caso y el de otras mujeres misioneras que sufrieron violencia obstétrica en hospitales y clínicas de la provincia. 

Tratar de conocer la Ley de Parto Respetado y conocer los derechos, señaló Alicia que es uno de los factores principales para que cualquier persona gestante sea respetada durante el trabajo de parto y el puerperio. Además, instó a que hay que denunciar y hablar del tema para que a la hora de ir a parir tener garantía y respaldo. 

¿Dónde se puede denunciar Violencia Obstétrica?

Se puede hacer un reclamo administrativo ante la Comisión Nacional Coordinadora de Acciones para la Elaboración de Sanciones de la Violencia de Género (CONSAVIG) al correo electrónico [email protected]

O bien contactarse con el Inadi o la Defensoría del Pueblo, de manera gratuita en todos los organismos y para asesoramiento, se puede llamar al: 08001225878. 

ADEMÁS EN NEA HOY: 

Parto respetado: una cuestión de derechos, ¿se respeta en las provincias del NEA?

El Gobernador del Chaco viajará a Europa mañana para reunirse con el Papa Francisco 

 

últimas noticias

-Publicidad-

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -spot_imgspot_img