12.4 C
Corrientes
12.2 C
Formosa
8.2 C
Posadas
12.2 C
Resistencia
11.4 C
Asunción
Lunes 15 de julio de 2024
-Publicidad-

Día Mundial del Libro: cuatro obras del NEA que no podés perderte de conocer

La región posee un patrimonio literario excepcional que narra los eventos históricos y mezcla el estilo novelístico y la ficción para rememorar las épocas pasadas y las disputas de poder características.

La región posee un patrimonio literario excepcional que narra los eventos históricos y mezcla el estilo novelístico y la ficción para rememorar las épocas pasadas y las disputas de poder características.

- Publicidad -spot_imgspot_img

Proclamado por la UNESCO para rendir homenaje a los libros y sus autores, como para fomentar el acceso a la lectura, el 23 de abril se celebra el Día Mundial del Libro y el Derecho de Autor. 

La fecha, que invita a celebrar y disfrutar del patrimonio literario que tienen todos los pueblos, coincide con la de la desaparición de los escritores William Shakespeare, Miguel de Cervantes e Inca Garcilaso de la Vega.

SUSCRIBITE GRATIS AL NEWSLETTER

No te pierdas las últimas noticias en tu e-mail

Tal como señala el organismo internacional, “el libro representa una de las invenciones más bellas para compartir ideas y encarna un instrumento eficaz para luchar contra la pobreza y construir una paz sostenible“.

Desde NEA HOY, en esta fecha tan importante, te proponemos profundizar en el patrimonio literario local y conmemorar el día leyendo cinco cuentos propios de la región, lanzados en el marco de la colección narrativa “La Tierra sin Mal de la literatura”.

En adelante, te presentamos cada obra, sus autores y una breve introducción para que puedas acrecentar tu curiosidad sobre cada una de ellas.

El Día Mundial del Libro es la excusa perfecta para leer autores regionales.

“Crímenes de aldea” 

Esta colección del escritor formoseño Orlando Van Bredam es un hilo que conecta distintos cuentos narrados poéticamente en los que se representa a la mujer como la víctima en cada uno de los relatos.

Bredam elige, sin tapujos, demostrar la realidad que viven las sociedades actuales en los que “las mujeres protagonizan 8 de 10 de los crímenes que se cometen en el mundo, según estadísticas”.

Gran parte de estos cuentos están basados en historias reales y fueron escritos entre 1984 y 2019. “Caballero contra caballero”, “Lucrecia”, “Olor”, “El cuchillo”, “Fotos”, “Arena”, “Agujeros”, “El gran narrador”, entre otros, son los títulos en este libro de cuentos. 

Según comentó en una ocasión Bredam, muchos de ellos fueron publicados en diarios formoseños y otros en medios nacionales como Página 12, entre otros.

Cabe acotar que el escritor decidió abandonar su tierra natal, Villa San Marcial, Entre Ríos, hospedarse en El Colorado, Formosa, para vivir y escribir. En diversas entrevistas, señaló que los crímenes desde siempre le han importado como tema para la literatura y eso le dio el nombre a esta colección. 

El escritor correntino José Gabriel Ceballos invita a volver en el tiempo para rememorar la inauguración del leprosario de Isla del Cerrito.

“Víspera negra” 

Este interesante cuento del escritor correntino José Gabriel Ceballos, nacido en Alvear, narra los preparativos de la inauguración del leprosario emplazado en la Isla del Cerrito, del Chaco, en marzo de 1939. 

Leyendo cada uno de sus párrafos, el lector puede revivir la intensa lucha que se dio entre el médico Miguel Sussini, promotor del hospital, y el caudillo correntino Juan Ramón Vidal que se oponía al proyecto.

“La novela ‘Víspera Negra’ está minuciosamente tallada sobre personajes desahuciados, atravesados por el horror de la degradación física, el extrañamiento social y finalmente la muerte inapelable”, dice en la introducción el escritor Gustavo Sánchez Mariño.

La colección “habla de grandezas y miserias que configuran lo más conmovedor de la condición humana”.

Vale recordar que esta novela correntina obtuvo el Premio Ciudad de Alcalá de Henares en España en 2003 y el segundo Premio Municipal de Buenos Aires en el bienio 2004/2005. 

“Oler la tempestad” 

Este cuento del escritor chaqueño Francisco “Tete” Romero utiliza la novela policial negra de ciencia ficción para llevar al lector al 2025.

Esta novela, escrita en 2017, no plantea mundos absolutamente diferentes al nuestro sino que plantea ciertas cosas que están en el presente y las proyecta como si fuera una exageración a través de una gran lupa. 

El relato interesante del cuento tiene su fuerte a partir de una noche en que sucedió un apagón en diez ciudades argentinas y esto produjo un cambio drástico para la sociedad. Al comienzo del día siguiente, no sólo desapareció mucha gente, sino que la conducta social cambió abruptamente.

“La novela nace del encuentro de dos personajes que están rotos a su manera por sus distintas historias. La letra del Indio (Solari) me permitió además pensar en lo que es la tempestad, en su perfume, en lo que es la tormenta”.

“Yo además en ese momento había recogido una perra de la calle y llegó temerosa antes de que se desatara una tormenta. Ella puede anticipar la tormenta hasta horas antes de que ocurra, tiene mucho pavor y puede dañarse a sí misma si uno no la cuida, porque los sonidos y los olores de lo que todavía no vemos la dañan”

Así que por esa mezcla de Indio Solari y una perra de la calle nació ‘Oler la tempestad’”.

Andresito, el icónico prócer misionero que aparece en el libro de Osvaldo Mazal.

“Andrés vuelve”

Este libro del misionero Osvaldo Mazal es un relato policial que se va escribiendo mientras los hechos suceden. 

En “Andrés Vuelve”, Diego Pessoa construye una novela para convencer a su anciana madre de que el género novelesco no está muerto. Para eso, junto al woodyallenesco detective Dashiell Caballero y su cerebral pareja, LaGata Christie, investiga el asesinato de su amigo Danilo, y otras muertes.

En el camino brotan diversas escrituras de las que Diego se apropia, y saltan a la superficie una inmensa instalación artístico-política y una historia de doscientos años de tradición anarquista, entremezclada con los fantasmas de José Gervasio Artigas, Horacio Quiroga, Macedonio Fernández y Mijail Bakunin. 

Otra de las históricas imágenes locales que sorprende a los lectores que se sumergen en el cuento es la de Andresito Guacurarí, prócer máximo de Misiones, que vaga entre Siberia y Asunción. Desde allí vuelve al presente en estatuillas y estatuas proliferantes. 

Es posible que quienes leen este relato, puedan situarse en medio de una provincia repleta de señores feudales y surcada por homeopáticos y buchones, artistas frenéticos y viejos torturadores, matusalenes babosos y espectros de teutones hitlerianos, bacantes y prostitutas, mientras la revolución parece una larva que empuja en las intrincadas e invisibles redes de los subsuelos.

ADEMÁS EN NEA HOY:

Fomentar el hábito de leer en Chaco: ¿cómo los chicos volverán a los libros con el Plan Provincial de Lectura?

Bi-Festival: obras de teatro y talleres para artistas del NEA

Revista NAÉ: un estímulo para el pensamiento crítico de las artes combinadas del NEA

últimas noticias

-Publicidad-

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -spot_imgspot_img